Un peritaje francés certifica que Sorzabal fue torturada en España

Iratxe Sorzabal./
Iratxe Sorzabal.

La exinterlocutora de ETA ha sido trasladada a una cárcel de París donde están los también dirigentes del colectivo de presos 'Antza' y 'Anboto'

FERNANDO ITURRIBARRÍA CORRESPONSALPARÍS.

Un peritaje psicológico ordenado por un juez antiterrorista francés ha certificado que la exdirigente de ETA Iratxe Sorzabal Díaz 'Ezpela' fue sometida a torturas durante su detención en España hace 16 años. El dictamen pericial ha sido realizado por un psicólogo de París especializado en la aplicación del Protocolo de Estambul, mecanismo reconocido internacionalmente y avalado por la ONU para evaluar la fiabilidad de las denuncias sobre tratamientos crueles, inhumanos o degradantes.

Sorzabal (Irun, 1971) fue detenida el 30 de marzo de 2001 en Hernani y no ratificó su confesión ante el juez instructor de la Audiencia Nacional, al que denunció haber sido torturada por la Guardia Civil y que la excarceló seis meses después. Tras ser arrestada en 2015 en el País Vasco francés, el magistrado Christophe Teissier encargado de la causa ordenó, a petición de la defensa, la práctica del peritaje psicológico en el marco del sumario instruido en París.

La conclusión del experto, comunicada a mediados de noviembre, es que las secuelas que presenta Sorzabal «corroboran de manera particularmente convincente sus alegaciones de malos tratos». También constata que esas cicatrices psicológicas son «muy altamente compatibles con el relato» brindado por la denunciante en la querella que fue finalmente archivada en 2002 por un tribunal madrileño.

El dictamen fue esgrimido ayer por la defensa para pedir al Tribunal de Apelación de París la desestimación de tres euroórdenes enviadas por la Audiencia Nacional. Las demandas imputan a la reclamada los estragos terroristas causados por bombas que explosionaron en 1995 y 1996 en el aeropuerto de Alicante, la aduana de Irun, el Palacio de Justicia de Gijón y una farmacia de esta ciudad asturiana. Sorzabal alegó en cada caso que las acusaciones obedecen a sus declaraciones autoinculpatorias ante la Guardia Civil.

«Tienen la oportunidad de aportar una piedra a la lucha fundamental contra la tortura», les dijo a los jueces la abogada Xantiana Cachenaut, quien calificó la entrevista mantenida por su patrocinada con el psicólogo de «momento liberador». También consideró «no sorprendente» que su querella fuese sobreseída en Madrid y recordó las siete condenas del tribunal de Estrasburgo a España por no haber investigado suficientemente los testimonios de malos tratos.

La fiscal planteó al tribunal que pida al juez Teissier el original del peritaje y solicite a las autoridades españolas sus apreciaciones. Con la voz entrecortada y los ojos humedecidos, la acusada declaró que «ya es hora de que la Justicia francesa reaccione ante la tortura y no la avale». Los casos quedaron vistos para sentencia, fijada el 17 de enero.

Recién elegida en la nueva dirección del colectivo de presos EPPK, Sorzabal acaba de ser liberada por ETA de sus anteriores funciones como interlocutor oficial en el frente negociador. El 21 de noviembre fue trasladada al penal de Réau, en las afueras de París, donde cumplen condena los también dirigentes de la colonia carcelaria etarra Mikel Albisu 'Antza' y Marixol Iparragirre 'Anboto'. Ambos se entrevistaron el 29 de octubre con el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi.

Manifestación en París

De esta cárcel, centro neurálgico de las reivindicaciones del EPPK, va a partir hoy una marcha de tres días por las prisiones de la región de París con reclusos de ETA que convergerá en la manifestación convocada el sábado en la capital francesa con el lema 'Paz en el País Vasco: ahora los presos'. Los organizadores han anunciado la presencia en Réau de una delegación plural de parlamentarios entre los que figura el diputado centrista Vincent Bru, uno de los interlocutores vascofranceses en el espacio de trabajo abierto con el Ministerio de Justicia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos