Pedro Sánchez ensalza «el coraje y la pasión por la libertad» de María Teresa Castells

María Teresa Castells. / ARTERO
María Teresa Castells. / ARTERO

Familiares y amigos despedirán hoy a la librera resistente de Lagun con un acto cívico de homenaje a las 10 de la mañana en Zorroaga

A. GONZÁLEZ EGAÑA SAN SEBASTIÁN.

Un acto cívico de homenaje en el tanatorio de Zorroaga de San Sebastián despedirá hoy por la mañana a María Teresa Castells, la propietaria de la histórica librería Lagun, símbolo de la lucha contra el totalitarismo franquista y de ETA, y objeto de numerosos ataques. La librera resistente falleció el domingo a causa de un fatal atragantamiento mientras comía en un centro comercial.

Su hijo mayor Andrés, el socialista y socio de la librería Ignacio Latierro e Isabel, hermana de María Teresa intervendrán ante los familiares y amigos que se darán cita a las 10 de la mañana de hoy en Zorroaga. Una hora después, será conducida al cementerio donostiarra de Polloe, donde será enterrada en el panteón de los Recalde, donde reposa, desde su fallecimiento el 17 de julio del pasado año, su inseparable compañero y marido, el intelectual y político socialista José Ramón Recalde.

Las reacciones a la muerte de Castells fueron numerosas, muchas de ellas llegadas a través de mensajes de twitter en los que se ensalzaba la figura de la librera donostiarra. Fuentes de la familia agradecieron ayer «la cordialidad y afabilidad» con la que se fueron manifestando las incontables condolencias. Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, resaltó a través de su cuenta de twitter, el «coraje», «las firmes convicciones» y la «pasión por la libertad» de María Teresa. Junto a una captura de la página que este periódico publicó ayer bajo el título «Muere María Teresa Castells, símbolo de la resistencia de la librería Lagun», el líder PSOE, partido del que era afiliada, le dedicó un cariñoso «hasta siempre».

La propietaria de Lagun será enterrada en el panteón de los Recalde, donde reposa su marido

También escribieron mensajes de condolencia otros socialistas como el exlehendakari Patxi López, quien la definió como «persona excepcional» y «luchadora incansable», así como el secretario general del PSE de Gipuzkoa, Eneko Andueza, que señaló que se va «un referente de la lucha por la paz y la libertad» y «un ejemplo de dignidad». El joven líder encabezará hoy la delegación guipuzcoana en la despedida a Castells. El diputado de Cultura, Denis Itxaso, destacó que la sociedad guipuzcoana tiene «una enorme deuda de gratitud con María Teresa Castells», ya que a través de su negocio, la librería Lagun, «se puede entender como ha sido y cómo ha evolucionado este país». Precisamente, por esa lucha en favor de la paz, la libertad y la cultura, su figura será reconocida el próximo mes de marzo por la Diputación, al cumplirse 50 años de la apertura de la librería Lagun.

El alcalde de San Sebastián ensalzó la trayectoria de «resistencia» y «defensa de la libertad» de la fundadora de Lagun. El jeltzale Eneko Goia trasladó su pésame a la familia y allegados al tiempo que recordó que Castells fue «justamente reconocida» en 2002 con la Medalla al Mérito Ciudadano que otorga el consistorio donostiarra. El fallecimiento de Castells supone «una gran pérdida para la ciudad» porque ha representado un «símbolo muy importante de resistencia y de defensa de la libertad» y «así quedará para la posteridad y para las generaciones futuras», añadió el primer edil.

Lagun permaneció ayer «cerrada por fallecimiento», pero «la tienda de libros especializada en literatura, ciencias sociales y filosofía», como reza su página web, volverá a abrir sus puertas mañana mismo, de la mano de sus actuales pilares, Elena Recalde e Idoia Latierro.

Más

Fotos

Vídeos