El PDeCAT respalda la propuesta y defiende «el ejemplo de Canadá»

El excomisario Almunia asegura que una Directiva de Claridad «quedaría fuera del ámbito de actuación de la Unión Europea»

ALBERTO SURIO SAN SEBASTIÁN.

El excomisario de la Competencia de la UE, el socialista Joaquín Almunia, cree que el último documento sobre el futuro de la integración europea del Gobierno Vasco «aporta muchas ideas y propuestas válidas, en línea con el europeísmo que siempre ha caracterizado a la mayoría de los vascos y de sus representantes políticos». Sin embargo, las propuestas sobre una Directiva de Claridad «quedan fuera del ámbito de competencias y de actuación de la UE porque la Unión es un proyecto de integración basado en la voluntad de los estados que la forman y de los ciudadanos. No es imaginable que eso vaya a cambiar. Y, por lo tanto, cada estado decide libremente, de acuerdo con sus reglas constitucionales, su organización política y administrativa interna. Y así seguirán haciéndolo, sin perjuicio de las mejoras que puedan introducirse en los cauces de participación de las regiones europeas en los debates de la Unión».

No opina lo mismo Ramón Tremosa, eurodiputado del PDeCAT en Estrasburgo. «Estoy totalmente de acuerdo con la propuesta del lehendakari», señala. En su opinión, «Canadá y Escocia son los ejemplos a seguir», con dos y un referéndum respectivamente, aprobados por sus parlamentos con menos del 45%, mientras que en el Parlament catalán, recuerda, «el apoyo al referéndum es del 56%».

El juntero guipuzcoano del PNV Xabier Ezeizabarrena -doctor en Derecho- reconoce que la vía del lehendakari «tiene el interés de abrir el debate sobre la soberanía y los diferentes estatus políticos en el ámbito de la UE» porque la Unión «siempre ha sido más flexible y receptiva que sus estados miembros en materia de democracia directa y, en su caso, reconocimiento de nuevos estados». A su juicio, en el propio seno de la UE, «tenemos el ejemplo positivo del referéndum sobre la independencia de Escocia desarrollado con naturalidad y altísima participación. Ezeizabarrena afirma que «el ejemplo de Quebec» y su ley de Claridad han sido bien vistos históricamente desde la UE. «La propuesta puede facilitar una visión más abierta y democrática liderada por la UE», sostiene el abogado donostiarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos