El PDeCAT también desdeña la reforma de la Carta Magna

Un debate aparentemente anodino en un hemiciclo casi vacío sirvió ayer para visualizar cómo bajan las aguas en el PDeCAT. La formación se había mostrado inicialmente dispuesta a participar de la comisión de estudio para la revisión del modelo territorial impulsada en el Congreso por el PSOE, pero el diputado Jordi Xuclà, uno de los cargos más posibilistas dentro del grupo, le propinó un severo puntapié. En su discurso para explicar por qué votaría 'no' a una propuesta del PP para dar «realce» a la conmemoración, el año próximo, de los 40 años de vida de la Constitución, Xuclà argumentó que ya «no hay nada que celebrar». Y añadió: «Con presos políticos y el 155 no hay encaje posible para la situación política de Cataluña en esa reforma de la que algunos de ustedes hablan».

Fotos

Vídeos