Los partidos tropiezan con la fórmula para rechazar juntos los homenajes a etarras

Víctimas de ETA y miembros del PP, con fotos de 'Pagaza', se plantaron el domingo frente al recibimiento a los dos expresos. / UNANUE
Víctimas de ETA y miembros del PP, con fotos de 'Pagaza', se plantaron el domingo frente al recibimiento a los dos expresos. / UNANUE

La terminología y la ponencia de paz, escollos para pactar un texto mañana en el Parlamento. El PP vasco considera que la enmienda de PNV y PSE es muy genérica al no citar explícitamente a ETA ni aludir a actos como el de Andoain

JORGE SAINZ SAN SEBASTIÁN.

La coincidencia de todos partidos, salvo EH Bildu, en plantarse frente a los homenajes a miembros de ETA excarcelados, como el del pasado domingo en Andoain, está tropezando con las discrepancias entre los grupos del Parlamento Vasco a la hora de plasmar ese rechazo en una proposición no de ley conjunta y contundente. La Cámara de Vitoria acogerá en el pleno de mañana un debate sobre el asunto, y PNV, Elkarrekin Podemos, PSE-EE y PP están empezando ya a negociar un texto consensuado. No obstante, las diferencias semánticas y el papel que debe jugar la ponencia de paz auguran serias dificultades para fraguar un acuerdo en el que estén los populares, dando por sentado que EH Bildu no se sumará al rechazo a los recibimientos a expresos.

El PP, autor de la proposición no de ley registrada en el Parlamento, quiere que la enmienda a la totalidad de PNV y PSE-EE mencione explícitamente a ETA y los homenajes, algo que no ocurre a día de hoy, ya que el texto pactado por ambos socios del Gobierno Vasco habla de combatir «simbologías y conductas que, desbordando los derechos de reunión o libertad de expresión, son expresión de enaltecimiento del terrorismo». Los populares entienden que esta formulación es demasiado genérica y vale tanto para Euskadi «como para Sudáfrica». Por ello insisten en que PNV y PSE-EE incluyan la palabra «homenaje» y «ETA» en su texto, sin ir más lejos como hace la enmienda de Elkarrekin Podemos, señalan los populares.

Peneuvistas y socialistas, asimismo, además de expresar su rechazo a los recibimientos, defienden la importancia de que las medidas contra este tipo de actos se acuerden en el ámbito de la ponencia de Memoria y Convivencia, en la que no participa ni prevé participar el PP. Esta mención, estratégica para el Gobierno Vasco como impulsor de ese foro parlamentario, tampoco convence al PP, que no ve validez a una comisión que «no es capaz de acordar un rechazo a estos recibimientos». Desde la formación popular insisten en que ellos están dispuestos a modificar su enmienda, sobre todo el punto dos que insta al Gobierno Vasco a adoptar medidas y reforzar los dispositivos de la Ertzaintza para impedir los «actos de homenaje». En todo caso, los cuatro grupos se dan de plazo hasta el mismo jueves para fraguar un acuerdo y evitar la división en un pleno en el que, precisamente, se recordará a los socialistas Fernando Buesa y Enrique Casas, al cumplirse 18 y 34 años de su asesinato a manos de ETA y los Comandos Autónomos, respectivamente.

Negociación hasta el final

Los socios del Ejecutivo autonómico garantizan que harán esfuerzos por ampliar el consenso y que la proposición que se apruebe será «contundente» contra los actos de homenaje, aunque prevén que «no será fácil» un acuerdo con los populares, partido al que reprochan también por su concentración del domingo por la tarde en Andoain frente al 'ongi etorri' a los dos excarcelados, Iñaki Igerategi e Ignacio Otaño. Las negociaciones se intensificarán hoy y probablemente se alarguen hasta la misma mañana del jueves.

Lo que parece casi imposible es que EH Bildu se sume al consenso. La enmienda de la coalición abertzale, de hecho, respecto a actos como el de Andoain, pide que «se tome en consideración la libertad de expresión y el derecho de reunión pacífica». Su parlamentario y líder de EA, Pello Urizar, quiso matizar ayer que no deben confundirse homenajes a los presos con «bienvenidas de familiares y amigos». Sostuvo que la coalición soberanista «acompaña a las víctimas» en los homenajes, pero no comparte «posturas que pueden entorpecer esa convivencia» como la que, a su juicio, representó la protesta del PP el domingo frente al acto por los dos expresos.

EH Bildu, que quedaría fuera del acuerdo, llama a diferenciar «entre homenaje y bienvenida»

Las dificultades para tejer consensos transversales también se reflejan en los trabajos de la ponencia de paz, que avanza a ritmo lento. De hecho, la reunión que estaba prevista para este viernes se ha retrasado hasta la semana que viene.

Las diferencias entre grupos podrían visualizarse también mañana en el pleno convocado en el Ayuntamiento de Andoain, donde el PSE-EE local ha presentado esta vez una moción propia en la que llama a condenar el recibimiento del domingo, mientras el PNV andoaindarra volverá a defender la enmienda del Parlamento Vasco.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos