El Parlamento Vasco pide unas pensiones «dignas» y la transferencia de la Seguridad Social

El Parlamento Vasco pide unas pensiones «dignas» y la transferencia de la Seguridad Social

Todos los grupos, excepto el PP, respaldan una iniciativa parlamentaria que ha llevado el debate sobre el futuro de las pensiones a la Cámara de Vitoria

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El Parlamento Vasco, con el apoyo de PNV, PSE, Elkarrekin Podemos y EH Bildu, se ha posicionado este jueves «en defensa de un sistema público de pensiones que sea garante de la solidaridad entre generaciones y pilar de una sociedad con condiciones de vida dignas» y ha instado al Gobierno del Estado a «iniciar las actuaciones conducentes a la inmediata transferencia a la CAV de las competencias en materia de Seguridad Social», de conformidad con lo dispuesto en el Estatuto de Gernika, «dentro de su carácter unitario y del respeto al principio de solidaridad».

El debate de las pensiones ha llegado al Parlamento Vasco por sendas proposiciones de EH Bildu y Elkarrekin Podemos, aunque finalmente la iniciativa que ha salido adelante con la mayoría de la Cámara ha sido una enmienda transada entre PNV, PSE y Elkarrekin Podemos, a la que finalmente ha dado su apoyo también EH Bildu. El PP ha sido el único grupo que ha votado en contra y ha acusado al resto de los partidos de hacer «demagogia barata» con el tema de las pensiones.

La enmienda aprobada consta de siete puntos. El último de ellos hace referencia a la necesidad de acometer la transferencia estatutaria del régimen económico de la Seguridad Social, pero también insta al Gobierno central a «garantizar un sistema público de pensiones suficiente y sostenible, basado en el derecho a unas pensiones dignas en un marco de solidaridad y transparencia, sostenido por fuentes de financiación ciertas, de forma que se garanticen unas pensiones dignas y predecibles».

Al mismo tiempo, se reclama al Ejecutivo de Rajoy que derogue la ley reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social, «restableciendo la vinculación al IPC como fórmula de actualización de las mismas». También se pide que se «prohíba por ley» la la libre disposición del Fondo de Reserva de las Pensiones para situaciones de déficit de cotizaciones, recuperando el tope del 3% eliminado por el Gobierno del PP.

La Cámara vasca también llama a «adoptar medidas de financiación destinadas a aumentar los ingresos del sistema, la lucha contra la contratación irregular y el fraude en la contratación, así como completando los eventuales déficits de financiación de las cotizaciones mediante ingresos provenientes de los Presupuestos Generales del Estado».

El quinto punto de la proposición insta al Ejecutivo central a «actuar sobre los gastos del sistema de Seguridad Social eliminando las exenciones, bonificaciones y reducciones de la cotización de las empresas en la Seguridad Social, así como los gastos de gestión de las entidades administrativas», de tal forma que los gastos de administración sean financiados directamente desde los Presupuestos Generales del Estado.

La iniciativa que ha salido adelante también pide que se derogue la reforma laboral de 2012, «al objeto de revertir sus nefastas consecuencias para la calidad del empleo y el descenso de las cotizaciones que ponen en riesgo la sostenibilidad del sistema público de pensiones». También se reclama la derogación de la regulación de la jubilación anticipada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos