El Parlamento navarro rendirá un homenaje a los empresarios víctimas de ETA

J. ARTOLA SAN SEBASTIÁN.

El Parlamento de Navarra aprobó ayer, con la abstención de EH Bildu, una declaración institucional de rechazo a los atentados, las amenazas y extorsiones por parte de ETA y los Comandos Autónomos Anticapitalistas de las que fueron objeto los empresarios y profesionales navarros, a quienes rendirá homenaje.

Igualmente, y a propuesta de UPN, se acordó instar al Gobierno central a investigar judicialmente a los autores de las extorsión, así como a las redes de colaboradores que ayudaron a canalizar el pago «del mal llamado impuesto revolucionario». Además, solicitaron al Ejecutivo de Navarra, en colaboración con las universidades, a realizar un trabajo divulgativo y una exposición, que, salvaguardando el anonimato de las víctimas, visibilice las cifras de la extorsión, sus mecanismos, complicidades y el impacto humano y económico que supuso.

Por este motivo, se acordó organizar un acto de homenaje y reparación a todos esos empresarios y, en colaboración con la Confederación de Empresarios de Navarra, colocar una placa en la fachada de la sede en su homenaje. Aunque aún no dieron a conocer la fecha en la que se celebraría dicho homenaje.

La iniciativa fue defendida por el regionalista Iñaki Iriarte, quien sostuvo que todavía se está «lejos de cerrar» las heridas que abrió la violencia, tras lo que insistió en que hacen falta unos «consensos mínimos» como son las «condena expresa del terrorismo, la defensa de la convivencia y el reconocimiento de las víctimas, que incluye su derecho a la justicia y la reparación», según informó Efe.

«Reconocer» las torturas

El Parlamento foral también pidió ayer al Gobierno de Mariano Rajoy que reconozca la práctica de la tortura y los malos tratos y que adopte, asimismo, las medidas oportunas para el reconocimiento y la reparación de las víctimas de la tortura, estableciendo los mecanismos necesarios para la no repetición. Esta demanda salió adelante con el voto a favor del cuatripartito, impulsor de la iniciativa, la abstención del PSN y el voto en contra de UPN y PPN.

La petición se recoge en una moción en la que se toman en consideración las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos por las que se condena al España por no investigar las denuncias de torturas y especialmente la última que constata «trato inhumano y degradante» a Igor Portu y Mattin Sarasola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos