La pareja de Josu 'Ternera' denuncia haber encontrado un geolocalizador en su coche

La pareja de Josu 'Ternera' denuncia haber encontrado un geolocalizador en su coche

La izquierda abertzale asegura que la compañera del histórico jefe de ETA sufre presión policial

FERNANDO ITURRIBARRIA

Las autoridades francesas mantienen el dispositivo policial para la busca y captura del jefe histórico de ETA José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea 'Josu Ternera', condenado en rebeldía el pasado día 1 a ocho años de prisión por asociación de malhechores con fines terroristas. Agnès Cerlo, su pareja vascofrancesa, ha denunciado en los juzgados de Bayona el hallazgo en abril de un sistema de geolocalización colocado en los bajos de su vehículo particular. Egoitz Urrutikoetxea Laskibar, hijo del dirigente huido, va a ser juzgado hoy en el Tribunal Correccional de París.

La formación de la izquierda abertzale Euskal Herria Bai (EH Bai) criticó «la presión policial contra Agnès Cerlo» en una rueda de prensa celebrada el miércoles en Bayona. La plataforma independentista reveló que la compañera de Josu Urrutikoetxea denunció el 18 de abril en el tribunal de la capital labortana el descubrimiento doce días antes de una 'chicharra' en su coche sin ofrecer más detalles sobre los hechos. También censuró la condena en rebeldía impuesta a Ternera por ser «una muy mala señal por parte del Estado francés» al tratarse de «un responsable de ETA a cargo del proceso de paz».

A juicio de EH Bai, los procesos y condenas, como las dictadas el 4 de mayo en París contra los presos de ETA Oier Ibarguren y Montxo Varea, «no tienen razón de ser en el nuevo contexto» abierto el 8 de abril por el 'Día del Desarme'. Por ello, instan a pronunciarse sobre «la resolución de las consecuencias del conflicto» al Gobierno francés y a los tres diputados vascofranceses recién elegidos, dos de ellos pertenecientes a la mayoría presidencial del nuevo jefe del Estado, Emmanuel Macron.

Una hija en común

Cerlo fue detenida el 16 de abril de 2013 en la localidad sureña de Durban sur Arize (Ariège) en una operación policial que consiguió eludir Urrutikoetxea Bengoetxea. La pareja había sido fotografiada la víspera junto a su hija de corta edad en torno a una casa rural propiedad del médico de la mujer en la que el fugitivo vivía de forma discontinua desde siete años atrás.

Los investigadores averiguaron que Cerlo, puesta en libertad tras prestar declaración, acudía con frecuencia al lugar en auto-stop sin llevar teléfono móvil y llamando con tarjetas prepagadas desde una cabina de los alrededores para que fueran a buscarla. Gracias a sus extremadas precauciones logró burlar las vigilancias físicas y telefónicas de la policía durante varios días en siete ocasiones entre septiembre de 2013 y febrero de 2016.

En octubre de 2016 una decena de agentes de la Policía Judicial se personó en el domicilio en Anglet de Cerlo, fotografió el interior y los accesos, realizó copias del ordenador y consultó su teléfono móvil.

'Ternera' estaba acompañado por Cerlo cuando fue detenido el 11 de enero de 1989 al abandonar una vivienda de Bayona en la que se acababa de reunir con el abogado Txema Montero, entonces eurodiputado de Herri Batasuna. El Tribunal Correccional de París la condenó el 26 de noviembre de 1990 a ocho meses de cárcel con dispensa de cumplimiento por el cargo de ayuda a la estancia irregular de un extranjero en Francia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos