Los 'pablistas' defienden su legitimidad para liderar Podemos en Euskadi

Nagua Alba y Pablo Iglesias, ayer en el Congreso de los Diputados antes de la comparecencia de Rajoy./
Nagua Alba y Pablo Iglesias, ayer en el Congreso de los Diputados antes de la comparecencia de Rajoy.

Aseguran estar dispuestos a trabajar para hacer del nuevo consejo autonómico un órgano «integrador» que aúne a todas las corrientes

AINHOA MUÑOZSAN SEBASTIÁN.

La decisión de Nagua Alba de echarse a un lado y no agotar su mandato al frente de Podemos Euskadi ha vuelto a abrir, por tercera vez en apenas dos años, la carrera para hacerse con el poder de la formación morada. Quién luchará por el liderazgo del partido en sustitución de la actual secretaria general aún es una incógnita por resolver. Pero lo cierto es que las diferentes corrientes y sensibilidades que integran la formación -'pablistas', 'errejonistas', como la propia Alba, y los 'anticapitalistas'- ya han puesto el marcador a cero en la pugna para relevar a la todavía líder.

El sector discrepante en Euskadi, alineado con Pablo Iglesias y crítico con la gestión de la dirección autonómica -afín al exnúmero dos Íñigo Errejón-, confía en que su corriente sea quien se haga con la jefatura tras la celebración en diciembre de la asamblea ciudadana, de la que saldrá la nueva ejecutiva. El argumento que esgrimen, según fuentes consultadas, es simple: «Es lógico que la corriente oficial de Iglesias sea quien tome las riendas de Podemos en Euskadi», aseguran.

Y es que este sector, en el que se encuadran militantes como Roberto Uriarte, el anterior líder del partido en el País Vasco, considera que su corriente se convirtió en la «tendencia oficial» tras la celebración del congreso nacional de Vistalegre II, en el que Iglesias salió victorioso. De hecho, la «no aplicación» por la jefatura vasca de los documentos aprobados en la asamblea madrileña -que marcaban un nuevo rumbo político a seguir- fue el detonante que llevó a cuestionar la labor del equipo de Alba. Una denuncia que, no obstante, desmienten desde la actual cúpula del partido.

Desde el sector 'pablista', en cualquier caso, aseguran estar dispuestos a trabajar para confeccionar una única candidatura de consenso para así fortalecer el partido y hacer del nuevo consejo autonómico un órgano «integrador» que aúne a las tres sensibilidades. Si no se alcanza un acuerdo, sostienen las mismas fuentes, «es de suponer que el protagonismo lo lleve el sector mayoritario y oficialista» pero, eso sí, contando con la representación de los otros dos sector, 'errejonistas' y 'anticapitalistas'.

Fuentes de la actual dirección, en la misma línea, aseguraron a este periódico que los dos sectores con mayor representación en las bases, es decir, quienes respaldan las tesis de Iglesias y quienes se sienten más cercanos a las líneas de Errejón, muestran cierta sintonía para que la evolución de las primarias internas sea un «proceso ordenado» con el objetivo de buscar la unidad.

Quinielas sin nombres

Podemos Euskadi, que desde su nacimiento hace tres años ha vivido inmerso en una sucesión de polémicas domésticas, se enfrentará de esta manera a las terceras primarias de la organización. Unas elecciones que calibrarán hasta qué punto se logra superar la división.

Todavía no hay nombres oficiales para concurrir como candidato a la secretaría general de Podemos-Ahal Dugu, pero desde la corriente 'pablista' el nombre que más suena podría ser el de Pilar Garrido, senadora por Gipuzkoa que ya pugnó por la secretaría general en 2016. Si fuese así, y según los estatutos de Podemos, Garrido tendría que renunciar a alguno de los dos cargos. Desde la actual dirección tampoco tienen un nombre en liza, aunque se da por sentado que presentarán una lista «continuista». En los 'anticapitalistas', que también darán la batalla interna, el rostro más visible en Euskadi es Neskutz Rodríguez, juntera en Bizkaia.

Las corrientes

'Errejonistas'
Nagua Alba; y el grupo parlamentario vasco, en su mayoría, entre ellos su portavoz, Lander Martínez. Eduardo Maura, descartado de la pugna interna, también es afín al exnúmero dos.
'Pablistas'
Juan Luis Uria, parlamentario vasco; Pilar Garrido, senadora por Gipuzkoa; o Roberto Uriarte, exsecretario general.
Anticapitalistas'
El rostro más visible es el de la juntera vizcaína Neskutz Rodríguez.

Fotos

Vídeos