Otegi se reunió en secreto con Puigdemont en Bruselas para expresarle su apoyo al procés

Otegi y Puigdemont, en la jura del lehendakari en Gernika en noviembre de 2016. / IGNACIO PÉREZ
Otegi y Puigdemont, en la jura del lehendakari en Gernika en noviembre de 2016. / IGNACIO PÉREZ

El líder abertzale, centrado en ser imagen solo de la coalición EH Bildu, se desplazó hasta Bélgica en enero

JORGE SAINZ SAN SEBASTIÁN.

Arnaldo Otegi se reunió en secreto el pasado mes de enero en Bruselas con el expresident Carles Puigdemont, para expresarle su apoyo, respaldar el procés independentista y analizar la situación de Cataluña y Euskadi. El encuentro se desarrolló en el marco de los contactos que el coordinador general de EH Bildu lleva a cabo en su nueva labor al frente de esta coalición, en la que está centrado y que le ha llevado a jugar un papel más secundario en los actos de Sortu, el partido de la izquierda aber-tzale del que es un referente histórico. Otegi se desplazó a la capital comunitaria a finales de enero, según ha podido confirmar este periódico, para visitar a Puigdemont, que entonces se encontraba en Bélgica, donde se refugió ante las reclamaciones judiciales españolas. Semanas después, en marzo, fue detenido en Alemania, donde se encuentra actualmente una vez que el juez le dejó en libertad.

EH Bildu, con Otegi a la cabeza, han apoyado los pasos de Puigdemont sin titubeos, y así se lo quiso expresar el dirigente abertzale en persona con su visita, en la que tuvo un encuentro privado en el que, además de expresarle su respaldo en el proceso independentista, comentaron la actualidad política y la situación de Cataluña y Euskadi en relación con el Estado español, además de los retos independentistas. El encuentro fue totalmente discreto y ninguna de las partes informó de él, conscientes de la delicada encrucijada en que se encontraba el expresident catalán, con la formación del Govern en el aire y su situación procesal llena de incógnitas. En todo caso, Otegi consiguió un encuentro privado con Puigdemont, del que salió satisfecho.

El dirigente independentista fue el primer político vasco que recibió el expresident catalán en Bruselas. Días después, el cabeza de lista de Junts per Catalunya mantuvo otro encuentro privado con el presidente del PNV de Gipuzkoa y portavoz parlamentario jeltzale Joseba Egibar, en el marco de la manifestación en su apoyo que se celebró el 7 de febrero en Bélgica, en la que tomó parte el dirigente peneuvista.

Otegi y Puigdemont se conocieron personalmente el 26 de noviembre de 2016 en la jura en Gernika del lehendakari, Iñigo Urkullu. Allí pudieron departir durante unos minutos en el interior de la casa de Juntas. EH Bildu ha apoyado en todos estos meses los movimientos de Puigdemont. Otegi compareció el mismo 27 de octubre, horas después de que el entonces responsable de la Generalitat aprobará la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) para reconocer la républica catalana. La semana pasada envío, asimismo, un mensaje de apoyo al nuevo president, Quim Torra, a través de las redes sociales. Otegi también ha participado en la Diada. Dos meses y medio después de salir de la cárcel hace dos años, el coordinador general de EH Bildu fue invitado a unas charlas en Barcelona, donde fue recibido por la entonces expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

Irá al acto del sábado

La labor de Otegi en los últimos meses está muy centrada en EH Bildu y sin proyección pública en los actos de Sortu, el partido que lideró hasta septiembre para centrarse en la entente que agrupa a la izquierda abertzale, EA, la disuelta Aralar, Alternatiba e independientes. En la foto de familia simbólica que la izquierda abertzale se sacó en el Peine del Viento el día después del fin de ETA, faltaba una cara. La de Arnaldo Otegi, uno de los principales iconos de su historia y referente político en las últimas dos décadas. Una ausencia que llamó la atención a más de uno, pero que responde a la estrategia emprendida hace un año de centrar a Otegi como imagen de la marca EH Bildu, más transversal. Este sábado reaparecerá en el gran acto organizado por la formación abertzale para abrir el nuevo ciclo post ETA. No está previsto que intervenga ni que suba al estrado, aunque se sentará en las primeras filas.

Este partido está ahora centrado en organizar su gran mitin del sábado, con el que pretenden saludar el nuevo ciclo tras la disolución de ETA y establecer sus retos de futuro. El acto lo cerrará su actual secretario general, Arkaitz Rodriguez, que compartió cárcel con Otegi en Logroño y de quien fue su delfín tras su salida de la cárcel. No obstante, el coordinador general de EH Bildu sí acudirá esta vez al Bilbao Arena y ocupará un lugar preferente para apoyar a sus compañeros de partido, aunque no se prevé que suba al estrado a intervenir. Sortu quiere reunir a unas ocho mil personas en esta convocatoria y está ya movilizando a sus bases.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos