Ortuzar «tiende la mano» a EH Bildu para «trabajar por el país»

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar durante su intervención en el tradicional mitin con el que los jeltzales inician el nuevo curso político.
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar durante su intervención en el tradicional mitin con el que los jeltzales inician el nuevo curso político. / J.M. LÓPEZ

Reivindica la «legitimidad» de las instituciones catalanas «para convocar a su pueblo a las urnas» y afirma que la ley tiene «instrumentos» para dar cauce al derecho a decidir

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El PNV abrió este viernes el curso político con un contundente mensaje dirigido a su principal rival electoral, la izquierda abertzale, a la que emplazó a madurar y dejar atrás su «síndrome de Peter Pan» para llegar a ser un compañero de viaje fiable a la hora de «construir país». El presidente del EBB, Andoni Ortuzar, dedicó la mitad su discurso en el tradicional acto político de Zarautz -que se trasladó desde el malecón al polideportivo Antoniano por el riesgo de lluvia- a «cantar las cuarenta» a Sortu por cuestiones como la «patética campaña» contra el turismo desarrollada este verano o el intento de «españolizar» la política vasca llevando al Parlamento debates propios de Madrid. A pesar de las críticas, Ortuzar tendió la mano a EH Bildu para trabajar juntos en el futuro si la izquierda abertzale «cambia el rumbo» y empieza a «crecer».

La otra mitad de su mensaje se dirigió hacia Cataluña ante el «momento crucial» que vive el ‘procés’ soberanista. El líder del EBB quiso dejar claro que su partido comparte con las instituciones catalanas la defensa del «derecho a decidir», así como su legitimidad para «convocar a su pueblo a las urnas».

Ortuzar aprovechó que el acto se celebraba en una ciudad de tradición turística como Zarautz para comenzar su intervención con una defensa de Euskadi como «un lugar reconocido por un turismo de calidad, amigable, cosmopolita». En ese momento comenzó su andanada hacia la izquierda abertzale. «A los de siempre no se les ha ocurrido otra cosa este año que intentar sacar cabeza política a costa de meterse con el turismo. Siempre se han distinguido por copiar lo peor que sucede por el mundo, y esta vez se han fijado en lo que las CUP catalanas han hecho en Barcelona», lamentó. A juicio de Ortuzar, «ha sido una campaña patética» que «juega con el pan de miles de personas que viven de la hostelería y con la imagen internacional de este país».

Una actitud que, en opinión del presidente del EBB, «viene a demostrar el cacao mental que tiene la izquierda abertzale, a la que se le está acabando el tiempo. No pueden seguir por más tiempo bajo el síndrome de Peter Pan». Para Ortuzar, ese comportamiento se caracteriza por «la inmadurez, el narcisismo y por creer que ellos están más allá de las leyes y las normas establecidas. Aunque detrás de esa arrogancia hay inseguridad. Por eso saltan de movida en movida, de borroka en borroka. Siempre huyendo de sus responsabilidades y de sus problemas», abundó.

A pesar de esta crítica, Ortuzar cambió un poco el tono y, ante los «tiempos complejos que vienen, deseó que Sortu «cambie el rumbo». «Ojalá crezcan, ojalá se pueda contar con ellos para construir país, para construir nación, para hacer más y mejor Euskadi. Si quieren trabajar por este país, tienen nuestra mano tendida». Aunque les puso algunos deberes más, como «dejar de mirar de reojo a Podemos» o «dejar de tener miedo a ELA». Y también dejó «una cosa clara: con ellos o sin ellos, o incluso con ellos enfrente, nosotros vamos a seguir adelante. Sabemos lo que hay que hacer, lo que conviene a este país, sin despistarnos con las estrategias de los que intentan ‘españolizar’ la política vasca».

Ortuzar ironizó con que «bastante tenemos con asistir a ‘performances’ del Congreso como la del pasado miércoles», aunque se dirigió a los diputados y senadores presentes en el polideportivo para advertirles que «seguiremos yendo a Madrid y acordaremos lo que haya que acordar si es por el bien de Euskadi».

El líder jeltzale señaló que «en Madrid nos acusan de saqueadores y aquí algunos nos llaman colaboracionistas», pero aseguró que el PNV no es «ni lo uno, ni lo otro. Somos abertzales que luchamos por nuestra nación y que traemos todo lo que podemos para el bienestar de este país».

Ataque por el 'procés'

Una vez saldadas las cuentas con la izquierda abertzale, Ortuzar pasó al tema catalán, de plena actualidad por la consulta soberanista prevista para el 1 de octubre. El presidente del EBB recordó que «el ‘procés’ es uno de los asuntos que más utilizan unos y otros para atacarnos. Para unos (algunos partidos de ámbito estatal), los catalanes ahora son los malos y nosotros los buenos, cuando no hace tantos años era al revés. Los otros (EH Bildu) nos acusan de dejar solos a los catalanes soberanistas, de no seguir su estela».

Tras recordar los atentados yihadistas de hace dos semanas en Cataluña y asegurar que «estamos con los hermanos catalanes», apuntó que estos ataques han coincidido con «la fase crucial» del proceso soberanista. Ortuzar trató de ser lo más claro posible «por si alguien tiene alguna duda sobre nuestra posición»: «Nosotros creemos que Catalunya, como Euskadi, es una nación. Una nación que debe ser reconocida y que tiene derechos políticos». Continuó diciendo que «el pueblo catalán tiene derecho a decidir su futuro y, desde la legalidad, hay y debe haber instrumentos para que su decisión sea conocida y pueda convertirse en realidad. Nosotros creemos en la legitimidad de las instituciones catalanas para convocar a su pueblo a las urnas».

El presidente del EBB incidió además en que «esas tres creencias (el hecho nacional, el derecho a decidir y la legitimidad de las instituciones propias) las queremos para Cataluña y también para Euskadi. Nosotros también somos una nación, también reivindicamos decidir nuestro futuro y depositamos únicamente en las instituciones vascas la responsabilidad de guiarnos».

En cualquier caso, el líder del PNV recalcó que «Cataluña tiene su camino y nosotros el nuestro» y reclamó «respeto para el nuestro porque «cada pueblo vive su realidad y debe saber interpretar su momento». En ese sentido, destacó que, atendiendo a la situación actual de la CAV, Navarra e Iparralde, «veo que las cosas avanzan. Nuestro deseado ‘Zazpiak Bat’ ha dejado de ser una ensoñación para ir convirtiéndose paso a paso en una realidad».

Fotos

Vídeos