La oposición y los sindicatos vuelven a criticar el acuerdo

EH Bildu lo ve como «una catástrofe» y Elkarrekin Podemos censura que el Gobierno convierte al PP en «imprescindible»

M. V. SAN SEBASTIÁN.

Los grupos parlamentarios que se han quedado fuera del acuerdo presupuestario, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, llevan varios días mostrándose críticos con un pacto que veían venir, pero ayer redoblaron su censura. También la gran mayoría de los sindicatos vascos (ELA, LAB, UGT y CC OO) se posicionaron en contra de la reforma fiscal que sacarán adelante PNV, PSE y PP. Todos coincidieron en que los cambios introducidos están pensados para favorecer a las empresas. La patronal Confebask, mientras, saludó un pacto en fiscalidad que «aportará claras ventajas» en los próximos años a Euskadi.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, consideró que el pacto fiscal es «una catástrofe» porque solo logrará que «los empresarios paguen menos». Además, introdujo la hipótesis de que se pudo producir un «chantaje económico» para que el PSE accediera a bajar el Impuesto de Sociedades. Otegi sugirió la posibilidad de que se amenazase a los socialistas con que «alguna gran empresa dejara de pagar impuestos» en Euskadi.

La portavoz parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, también criticó un acuerdo que provocará, a su juicio, que «las empresas ganarán más y los ciudadanos tendrán que pagar más».

El portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, que ayer registró una enmienda a la totalidad a las Cuentas vascas, censuró que el PP, «siendo una fuerza casi residual en Euskadi, necesita hacerse imprescindible» y el Gobierno de PNV y PSE «se lo ha puesto fácil».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos