Navarra recupera 142 millones al actualizar el Convenio, siguiendo la senda del Cupo vasco

El ministro Montoro y el consejero Aranburu, ayer./ALVARADO / EFE
El ministro Montoro y el consejero Aranburu, ayer. / ALVARADO / EFE

Los gobiernos central y foral firman el acuerdo, que supone una rebaja en la contribución de la comunidad a las cargas generales del Estado

J. ARTOLASAN SEBASTIÁN.

Tras la actualización de la ley del Concierto Económico vasco y de la Ley Quinquenal del Cupo, Navarra pone al día también sus cuentas pendientes con Madrid. Y lo hace con el saldo a favor. El apretón de manos entre el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y su homólogo navarro, Mikel Aranburu, para actualizar el Convenio, pendiente desde 2010, le sale a devolver a la comunidad foral, que podrá disponer ahora de unos 142 millones de euros extra en fondos públicos, los que se calcula que ha pagado de más en los últimos tres años. Otras fuentes elevan la cifra hasta 216 millones. En todo caso, un regalo de Navidad para el gabinete de Uxue Barkos, que comparecerá hoy para detallar los términos del acuerdo rubricado ayer en Madrid, y alabado de forma unánime por todos los grupos del arco parlamentario navarro, incluida EH Bildu, que presta un apoyo decisivo al Ejecutivo foral.

El consejero Aranburu señaló que este es «un buen acuerdo para Navarra que dota de estabilidad financiera a la comunidad foral», destacó la corresponsabilidad fiscal inherente al Convenio y puso en valor el trabajo de los técnicos de la Hacienda foral. Montoro también lo juzgó como «muy positivo» para los navarros y «todos los españoles» e hizo votos por acabar con los conflictos entre administraciones.

La cifra

510
millones es la cifra base, correspondiente al año 2015, que se fija como aportación de Navarra a las arcas del Estado. Se actualiza para 2016 quedando en 497,7 millones de euros; mientras que la provisional de 2017 se cifra en 509. El Estado debe devolver a la comunidad foral al menos 142 millones.

La actualización de la aportación se firma cada cinco años, estableciendo la primera anualidad como «año base» para el cálculo de aportaciones del resto del periodo. En este caso, para 2015 se establece una cifra de 510 millones de euros que se actualiza para los años siguientes en función de la recaudación tributaria que el Estado realiza de los impuestos convenidos. En estos 510 millones se incluyen 30,1 millones de compensación de los impuestos del sector eléctrico y es que, como novedad, en el nuevo acuerdo se establece añadir a la aportación los impuestos del sector eléctrico que, desde que se implantaron en 2013, eran abonados en dos pagos por separado.

Cuantías finales

En el acuerdo firmado se determinan también la cuantía definitiva de 2016, que queda en 497,7 millones de euros; y la provisional de 2017, que se cifra en 509 millones de euros. Además, tal y como establece la Ley del Convenio, el acuerdo tiene efecto retroactivo desde el propio año 2015. Por último, se aprovecha la trazabilidad exacta del Impuesto de Hidrocarburos para establecer un pago exacto por consumo real y no una estimación estadística.

El partido de la presidenta Barkos, Geroa Bai, y el PNV en Navarra, integrado en esa coalición, lamentaron que se demuestra que la comunidad foral «ha estado pagando de más. En plena crisis económica, con UPN se pagaron en torno a 590 millones al Estado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos