Munilla apela a la «sensatez» y la «no confrontación» en Cataluña

El obispo Munilla, durante su homilía en Arantzazu.
El obispo Munilla, durante su homilía en Arantzazu. / M. González

El obispo de San Sebastián pide «a todos» avanzar «por el camino del diálogo y el entendimiento»

DV Y AGENCIASOñati

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha animado este sábado a «avanzar en el camino del diálogo y del entendimiento, del respeto y de la no confrontación» en Cataluña, ayudando a que la sociedad sea «un espacio de fraternidad, de justicia, de libertad y de paz», y ha esperado que «la sensatez y el deseo de ser justos y fraternos» guíen «a todos».

Munilla ha realizado esta reflexión durante la celebración de la tradicional Eucaristía en honor de la Virgen de Arantzazu, que ha presidido este sábado en el Santuario de Arantzazu en Oñati, a la que han acudido, entre otros representantes institucionales, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano; y la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia.

Reforma de la Diócesis de Gipuzkoa

En su homilía, Munilla ha anunciado en clave interna que la Diócesis de San Sebastián se va a reestructurar en seis arciprestazgos (anteriormente eran 13), con el objetivo de ser «más efectivos».

Asimismo, ha indicado que se va a constituir un nuevo Consejo Pastoral Diocesano para el próximo quinquenio, con el fin de «impulsar la participación de todos los miembros» de la Diócesis. También se elaborará un nuevo Marco Pastoral Diocesano, que «enriquezca el documento anterior de 'Una Iglesia al servicio del Evangelio'».

Munilla ha expresado su deseo de que el papa Francisco visite Euskadi, aunque ha valorado «positivamente» que priorice las que ha denominado «periferias». Al respecto ha opinado que la visita de Francisco a Colombia es «un respaldo al anhelo de paz que anida en el corazón de todos los hombres de buena voluntad», además de un «signo de preocupación por el pueblo vecino venezolano que sufre por falta de libertad».

El prelado donostiarra ha invitado a ofrecer esta eucaristía «por la resolución de la situación existente en este momento en Cataluña», y ha apoyado las palabras del Arzobispo Cardenal de Barcelona, quien en su carta dominical del pasado fin de semana pidió «orar por las personas que tienen la responsabilidad de la tarea pública, de la gestión del bien común y de la convivencia social».

En este sentido, ha animado «a todos» a avanzar por el «camino del diálogo y del entendimiento, del respeto y de la no confrontación, ayudando a que nuestra sociedad sea un espacio de fraternidad, de justicia, de libertad y de paz», y ha confiado en que «la sensatez y el deseo de ser justos y fraternos nos guíen a todos».

Más noticias

Fotos

Vídeos