La Moncloa promete un recurso inmediato contra la fórmula telemática o la delegada

R. C. MADRID.

El Gobierno garantizó un recurso inmediato ante el Tribunal Constitucional si la nueva Mesa del Parlament hace reformas reglamentarias para facilitar la investidura de Carles Puigdemont a distancia. El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró ayer que el Ejecutivo recurrirá «sin ninguna vacilación» cualquier tipo de «añagaza». La investidura telemática o por persona interpuesta, añadió, es «una falacia» y una «pretensión irrealizable» porque va no solo contra cualquier normativa jurídica, sino también «contra todo sentido común».

El PSC y Ciudadanos solicitaron a Carme Forcadell, como presidenta del Parlament, un informe «urgente» de los letrados de la Cámara sobre las fórmulas de investidura que manejan en Junts per Catalunya, y que para ambas formaciones son un despropósito.

Las dudas también alcanzan a Esquerra, pero por ahora no ha pedido un estudio jurídico sobre la investidura. Lo ha solicitado, en cambio, sobre el voto delegado para constituir la Mesa del Parlament. Los republicanos pidieron a los letrados del Parlament que aclaren «la posibilidad de delegación de voto de diputados electos que se encuentran en situación de prisión preventiva». Esquerra tiene dos diputados en la cárcel y otros dos huidos en Bruselas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos