Ultras destrozan una terraza en Barcelona tras la manifestación del 12-O

Altercado en Barcelona. / Reuters

Dos grupos se han arrojado el mobiliario de un establecimiento en un altercado en el que un guardia urbano ha resultado herido leve

EUROPA PRESSBarcelona

Una gran pelea ocurrida este jueves a mediodía junto a la manifestación del 12-O en Barcelona ha destrozado la gran terraza del popular Bar Zurich, que se ha visto obligado a cerrar tras los incidentes.

La trifulca ha ocurrido en la Plaza de Catalunya mientras acababa la manifestación de varias entidades por la unidad de España y contra el proceso de independencia impulsado por Carles Puigdemont, y que hasta ese momento había transcurrido sin incidentes.

Pero a continuación un grupo de jóvenes ha lanzado por los aires muchas de las sillas que estaban en la terraza del bar en una de las zonas más concurridas de la ciudad, y también las mesas han acabado volcadas.

La dependienta de un comercio muy cercano ha explicado que "un grupo de ultras" había empezado a pelearse con otras personas de estética "convencional", tirándose las sillas. Según ha relatado, el personal del bar ha bajado las persianas preventivamente ya que dentro del local había clientes, y después ha salido para meter el mobiliario en el establecimiento, que han vuelto a cerrar.

El Ayuntamiento de Barcelona ha informado de que un guardia urbano de los que han acudido al lugar de la pelea ha resultado herido leve por contusiones. Mientras tanto los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación sobre el caso, del que no han recibido denuncias hasta pasadas las 14:00 horas, y han identificado a varias personas presuntamente implicadas.

Encuentro en Plaza de España

Colectivos de ultraderecha y antifascistas se habían manifestado, poco antes y por separado, en las inmediaciones de Plaza de España y de la estación ferroviaria de Sants, en defensa de la unidad nacional los primeros y en contra de la represión los segundos.

La primera de las marchas ha empezado a las 11:30 horas, liderada por Democracia Nacional, y ha congregado a unas doscientas personas, que han marchado sin incidentes y bajo una intensa vigilancia de los Mossos entre la Plaza de España y la de Sant Jordi, en la subida hacia Montjuïc.

Tras una pancarta con el lema 'Siempre unionistas', han exhibido banderas de España, algunas preconstitucionales o con simbología ultra, y han coreado lemas como "No nos engañan, Cataluña es España", "Patriotas de Blanquerna, absolución", "Puigdemont a la prisión" o "Rajoy traidor, defiende a tu nación".

Una media hora más tarde ha partido desde las inmediaciones de la estación de Sants una manifestación de signo contrario bajo el lema 'Vuestra represión no nos hará retroceder', convocada por colectivos antifascistas, que ha congregado a cerca de un millar de personas y que igualmente se ha desarrollado sin incidentes.

Sin un recorrido anunciado de antemano, según fuentes policiales, la protesta ha discurrido por el paseo de Sant Antoni y Creu Coberta hasta el Mercat d'Hostafrancs, donde un grupo de antidisturbios ha impedido su acceso a la plaza de España para evitar posibles enfrentamientos con simpatizantes de ultraderecha.

Fotos

Vídeos