Miles de personas reclaman en Bilbao el acercamiento de los presos de ETA

Imagen de la multitudinaria manifestación en Bilbao. / IGNACIO PÉREZ

Los familiares, sobre todo los niños, tuvieron un protagonismo especial en una marcha que discurrió bajo la lluvia por la centro. El gesto francés para flexibilizar la política penitenciaria marcó ayer la multitudinaria movilización de Sare

ANA VOZMEDIANOBilbao

Jornada de reivindicación en Bilbao. Pasadas las seis menos cuarto de la tarde, la marcha organizada por Sare contra la dispersión de los presos y a favor de su acercamiento a Euskadi, partía de La Casilla, en el centro de Bilbao, para atravesar la capital bilbaína por la calle Autonomía y la plaza de Zabalburu hasta llegar al Ayuntamiento.

Miles de personas, pertrechadas bajo paraguas, gorros y capuchas, participaron en esta convocatoria bajo el lema 'Prest gaude giza eskubideak, konponbideak, bakea', en un ambiente en el que sobrevolaba la noticia publicada por este periódico sobre la decisión del Gobierno francés de acercar a los presos.

Para los expertos quedan los análisis de ritmos y horarios con los que se calculan los participantes, pero los datos los datos de los organizadores estiman que se llegó a las 95.000 personas y la Guardia Municipal las cifra en 70.000.

Representantes políticos y sindicales acudieron a la cita para reclamar «paz y derechos humanos»

Entre ellos, el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi; los parlamentarios de la formación Maddalen Iriarte e Iker Casanova; el diputado Oskar Matute; el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, el exdiputado de la CUP David Fernández, así como el secretario general de Sortu, Arkaitz Rodríguez. Junto a ellos, los secretarios generales de ELA y LAB, Txiki Muñoz y Garbiñe Aranburu. así como Alfonso Ríos, de CC OO.

En las filas y bajo los paraguas, una amplia representación de Podemos Euskadi, encabezada por su secretario general, Lander Martínez, al que acompañaban el secretario de Comunicación, Andeka Larrea, y la diputada de Unidos Podemos, Nagua Alba, exsecretaria en Euskadi.

Los familiares

Como es ya habitual las furgonetas de Mirentxin que semanalmente trasladan a los familiares de presos de ETA en sus desplazamientos a las cárceles abrieron la marcha. Cada una de ellas portaba un cartel señalando los kilómetros de distancia en que se encuentran los reclusos.

Tras ellos, iban los miembros de Etxerat e hijos de presos que portaban globos morados con forma de estrella, globos que eran amarillos en el caso de que el familiar se encontrara enfermo.

Un poco más atrás, se encontraba la pancarta principal que portaban, entre otros, la exmiembro del PSOE, Beatriz Talegón; la expresa de ETA Nahikari Otaegi; Peru del Hoyo, hijo del preso Kepa del Hoyo, fallecido el pasado año en prisión; Asun Lasa, hermana de la víctima del GAL José Antonio Lasa; el catedrático de UPV Iñaki Lasagabaster; la miembro de Bake Bidea Anais Funosas o el escritor Kirmen Uribe.

Junto a ellos se pudo ver también a Xavi Sánchez, hermano del expresidente de la ANC Jordi Sánchez que se encuentra encarcelado;, el concejal de los Verdes en el Ayuntamiento de París Jérôme Gleizes, principal defensor de acabar con la dispersión en la capital gala; la abogada Elizabete Bizkarralegorria o el catedrático de la UPV Ramón Zallo.

La exmiembro del PSOE Talegón puso fin al acto con un alegato a favor de «cerrar la etapa violenta»

Cataluña y su procés también tuvieron protagonismo durante esta marcha en la que el lema más coreado fue 'Euskal presoak, etxera' . Se vio más de una estelada y se contó con la presencia de Joan Tardá, de ERC, que ensalzó la iniciativa y la participación de la ciudadanía. O con David Fernández, de la CUP.

Cierre de las violencias

En el Ayuntamiento tuvo lugar, siempre bajo la intensa lluvia, el acto final, que contó con la presencia de dos adolescentes como representación de los hijos de los presos que acuden a ver a sus padres o madres a centros penitenciarios alejados de sus casas, los llamados 'niños de la mochila', que tuvieron un especial protagonismo. Hasta un acto para ellos protagonizado por la payasa Porrotx.

Llegó el turno del comunicado final, con un habitual en estos actos, Kike Amonarriz, de ETB y una 'debutante', la exmiembro del PSOE, Beatriz Talegón, cuya presencia sorprendió a algunos, tal y como reflejaron las redes sociales. En euskera y castellano, afirmaron que «estamos dando pasos firmes hacia el cierre de la etapa de violencia, de muchas violencia».

Insistieron en que las personas allí reunidas están motivadas los la defensa de derechos elementales para las personas que se encuentran encarceladas. «Todos buscamos una salida democrática a un conflicto que ha causado mucho sufrimiento a nuestro país». La importancia de la sociedad civil o «el fin del uso de la ley como arma política» fueron otros argumentos de un acto que tuvo que combatir agua y frío.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos