Mendia avisa a Urkullu de que no pretenda la bilateralidad sin una reforma constitucional

La secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia. /
La secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia.

El PSE recuerda al lehendakari que los socialistas no se van a «convertir en nacionalistas»

A. González Egaña
A. GONZÁLEZ EGAÑA

Idoia Mendia ha mostrado su sorpresa por que el pasado domingo cargos institucionales del PNV estuvieran en la cadena humana de Gure Esku Dago cuando «la preocupación mayoritaria de la ciudadanía vasca no es la independencia ni el derecho a decidir». La secretaria general del PSE-EE ha avisado además al lehendakari de que si pretende poner en marcha con el Gobierno del PSOE, «sin ninguna modificación constitucional, una bilateralidad de igual a igual, es decir, de dos soberanías equiparables, la soberanía española y la vasca, evidentemente, no va a ser». Ha explicado que ella entiende este concepto como «el funcionamiento ordinario y engrasado de las comisiones bilaterales entre el Gobierno de España y el de las comunidades autónomas» cuando existen «disparidad de criterios».

La líder de los socialistas vascos ha asegurado en una entrevista en Radio Euskadi que la «química que existe entre Iñigo Urkullu y Pedro Sánchez» puede servir para que haya un entendimiento. Ha recordado que durante meses en los que el lehendakari ha mantenido algunas reuniones con el expresidente Mariano Rajoy en las que se han intercambiado documentación, el Gobierno de España ha recurrido «demasiadas leyes» que se hacían en el Parlamento Vasco.

Ha remarcado que la llegado de Pedro Sánchez al Gobierno de España tiene unas prioridades y que desde luego, los socialistas no se van a convertir «en nacionalistas», aunque haya un pacto de Gobierno con ellos en Euskadi y aunque en el Congreso hayan apoyado la moción de censura contra Mariano Rajoy y se establezca una relación fluida con el PNV desde el Gobierno de España» y «ayuden a hacer otras políticas diferentes» en Madrid.

Mendia se ha mostrado favorable de nuevo a una reforma constitucional y a mejorar la organización territorial del Estado «que facilitaría una mejora del autogobierno en Euskadi mucho más rica que la que podemos afrontar ahora con la Constitución del 78», pero, ha reiterado que «desde luego, no nos vamos a convertir en nacionalistas ni a defender cuestiones de los nacionalistas».

Se ha referido también a que la visión que tiene el PSOE de la pluralidad de España, de las diferencias y de las singularidades de diferentes comunidades autónomas, muy diferente a la del PP. «Y eso abre una puerta a la convivencia y a la participación de esas singularidades en un proyecto común que es España, respetando esas singularidades», ha remarcado la líder del PSE-EE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos