Mendia afea a Urkullu que «dude» de la ponencia de autogobierno

Idoia Mendia, durante la rueda de prensa ofrecida este jueves./B. Agudo
Idoia Mendia, durante la rueda de prensa ofrecida este jueves. / B. Agudo

La secretaria general del PSE «deja la puerta abierta» a los partidos «que quieran arrimar el hombro» para «afrontar las grandes reformas pendientes»

K. DOMÍNGUEZ

Idoia Mendia no ve con buenos ojos que el lehendakari se plantee introducir por su cuenta unas «premisas» en el debate de la reforma del Estatuto abierto en el Parlamento vasco. Urkullu aseguró el pasado lunes en Radio Euskadi que, en función de como avancen los trabajos de la ponencia de Autogobierno, podría presentar unas bases de trabajo, al margen de lo aportado ya por el PNV, para ese proceso que, eso sí, primero «compartiría» con su socio de Gobierno, el PSE.

Media es la secretaria general de ese partido y esta mañana ha asegurado en un encuentro con los medios que Urkullu mostró su «preocupación y un deseo», pero que «se puso la venda antes de la herida». «El acuerdo de Gobierno deja claramente en manos de la ponencia parlamentaria y en la capacidad de pacto de los partidos pactos la reforma estatutaria. Estamos en una fase muy inicial como para dudar de la capacidad de la Cámara para abordar esa propuesta articulada sobre unas bases que tiene que hacer la propia ponencia sobre las aportaciones de los grupos políticos. Hay que dejar andar», ha reclamado.

La líder socialista ha insistido en varias ocasiones que cualquier acuerdo que se alcance en la ponencia «tendrá que estar dentro de la legalidad». Si no, no contará con el apoyo de los socialistas. «El acuerdo de gobierno que tenemos así lo plantea», ha insistido.

Mendia ha incluido la «necesaria» reforma del Estatuto de Gernika dentro de los grandes proyectos que la política vasca «debe afrontar en este curso fundamental» que marcará el futuro de Euskadi «los próximos 10 o 15 años». «Nos jugamos el futuro de las próximas generaciones», ha apuntado. En el listado también ha enumerado la transferencia de las materias pendientes –gestión económica de la Seguridad Social y prisiones–, la reforma del sistema de protección social –RGI y Lanbide–, la anunciada reforma fiscal, que ya está ultimado y sólo incluirá «retoques», y la de EiTB, así como la aprobación de la ley de transparencia.

Para poder dar respuesta a todos estos retos, Mendia ha «apelado a la responsabilidad» del resto formaciones para «buscar consensos lo más amplios posibles». «La puerta está abierta para quien quiera arrimar el hombro», ha asegurado gráficamente. En ese sentido, ha ensalzado el trabajo que su partido ha realizado en los últimos meses, «dando estabilidad y tranquilidad» al escenario político vasco. «Si no estuviéramos nosotros en el Gobierno vasco Euskadi sería muy diferente».

Esa labor de los socialistas, en opinión de Mendia, ha alejado a Euskadi de la situación actual de Cataluña, un «auténtico esperpento» según sus propias palabras. La líder del PSE ha recordado que en 2009, tras el plan Ibarretxe, en el País Vasco «estábamos así, con la cuestión identitaria y la división social». «Nosotros paramos eso, primero desde el Gobierno vasco y luego desde la oposición», ha rememorado.

En Cataluña, «la mitad de los ciudadanos están desamparados y con sus derechos fundamentales aplastados». Por eso, espera que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ofrezcan hoy una «respuesta conjunta, unitaria, fuerte y clara» que ayude a la mitad de los catalanes no independentistas. Esa movimiento debería ir en la línea de la propuesta lanzada por Sánchez de crear una comisión en el Congreso para abordar el problema territorial dentro de una reforma constitucional. Un foro en el que, para Mendia, debería estar el PNV. «Entendería mal que no participara porque siempre ha apostado por el diálogo».

Fotos

Vídeos