Markel Olano: «La salud del Gobierno PNV-PSE de Gipuzkoa es magnífica, con una colaboración modélica»

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, posa en la plaza Gipuzkoa, con el palacio foral a su espalda./USOZ
El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, posa en la plaza Gipuzkoa, con el palacio foral a su espalda. / USOZ

«Quisiera que los retos que abordaremos hasta 2019 tengan continuidad más allá de quien tenga responsabilidad de gobierno», asegura el Diputado general de Gipuzkoa

A. GONZÁLEZ EGAÑASAN SEBASTIÁN.

Metido de lleno en la segunda mitad de la legislatura, Markel Olano da por superados debates del pasado como carreteras, peajes o residuos y vuelca toda su artillería en la nueva agenda política diseñada por el Gobierno PNV-PSE. El diputado general de Gipuzkoa quiere que los retos que van a abordar hasta 2019 tengan continuidad en el futuro, independientemente de quien tenga la responsabilidad de gobierno. «Esta nueva gobernanza queremos que venga para quedarse», remarca.

-El martes presentarán en Albaola la nueva agenda política para Gipuzkoa. ¿Puede avanzar cuáles son los proyectos más urgentes?

-Los nuevos retos a los que quisiéramos responder son cómo garantizar la competitividad futura de las empresas y de las industrias de Gipuzkoa. En cuestiones como la fabricación avanzada y, específicamente, la ciberseguridad, el territorio de Gipuzkoa tiene la capacidad, el talento y la necesidad perentoria de poner en marcha un centro de referencia. Este proyecto contará para 2018 con un presupuesto de 1,5 millones de euros. Otro de los grandes retos será afrontar el envejecimiento de la población guipuzcoana. Lo abordaremos tanto desde la perspectiva competencial de la atención a los mayores como desde la del establecimiento de los pilares de una nueva economía, con empresas y productos que generen riqueza desde la salud y el envejecimiento. Y lo haremos obedeciendo a la estrategia europea RIS3.

«El futuro centro de ciberseguridad contará con un presupuesto de 1,5 millones para 2018»

«Necesitaremos tiempo para normalizar la situación con la izquierda abertzale»

«Me gustaría solventar la Ley de Aportaciones antes del consejo de finanzas de octubre»

-¿A qué se refiere?

-Es una especialización inteligente promovida por la Unión Europea, puesta en marcha por el Gobierno Vasco y asumida por la Diputación, en nuestro caso en ciberseguridad, en envejecimiento, biociencias, biotecnologías y en energías renovables y cambio climático. Cada uno de los tres ámbitos tendrá un centro de referencia en el territorio. Pero, en esta nueva agenda, tan importante como lo que hacemos es cómo lo hacemos.

-¿Por qué es tan relevante el cómo?

-Para mí es muy importante la gobernanza de estas infraestructuras, centros e iniciativas que tenemos entre manos. Hemos puesto en marcha Etorkizuna Eraikiz, una mano tendida a la sociedad guipuzcoana para colaborar e impulsar, de un modo conjunto, todas estas apuestas con una estrategia muy definida entorno a las experiencias piloto. No queremos debatir de un modo permanente, sino poner en marcha actuaciones concretas transformadoras en colaboración con la sociedad.

-¿Cuándo se pondrá en marcha el centro de Ciberseguridad de Gipuzkoa y cuál va a ser su función?

-Es un centro que va a estar muy orientado al ámbito industrial de Gipuzkoa y se va a basar en la excelencia de las empresas de ciberseguridad, en los centros tecnológicos y en las universidades de Gipuzkoa. La apuesta es firme y va a requerir de una coordinación con otras iniciativas como la del Gobierno Vasco. No queremos ser un verso suelto, sino coordinarnos desde el liderazgo de Etorkizuna Eraikiz y desde la activación del conjunto de sectores económicos e institucionales de Gipuzkoa.

-¿No se va a producir una duplicidad al haber otro centro en Araba?

-Partimos de enfoques diferenciados, que quizás pueden tener algún tipo de solapamiento. Pero en esos puntos en los que se puede producir una duplicidad o alguna disfunción, necesitamos lograr una coordinación adecuada.

-¿Cómo está la salud del Gobierno foral de coalición con el PSE?

-La salud es magnífica. Pasado el ecuador, estamos muy centrados no solo en las cuestiones programáticas sino también de futuro. Todas las apuestas que estamos desarrollando y que presentaremos en el consejo del martes, las estamos desarrollando de modo conjunto en una colaboración que para mí es modélica.

-¿Habla entonces de una buena sintonía entre los miembros del Gobierno de coalición?

-Los dos partidos estamos manteniendo una colaboración y también una coincidencia en las necesidades y en los retos. Es muy importante que, de cara al futuro del territorio, los dos partidos hagamos un análisis muy parecido y demos unas respuestas casi iguales a los grandes retos. Y ese es un buen punto de partida porque quisiéramos que ese acuerdo se extendiera al mayor número posible de formaciones políticas en Gipuzkoa, de modo que, tanto Etorkizuna Eraikiz como los retos que estamos abordando, tuvieran continuidad, independientemente de quien tenga la responsabilidad de gobierno. Esa nueva gobernanza queremos que venga para quedarse.

-¿La estabilidad del Gobierno demuestra entonces que el acuerdo de coalición es positivo para Gipuzkoa? ¿Sería partidario de su reedición en 2019 o preferiría otros compañeros de viaje?

-La estabilidad institucional basada en una mayoría holgada en las Juntas Generales es fundamental y es lo que ha posibilitado el desarrollo y despliegue de todo lo que estamos haciendo y haremos. Sin una mayoría clara en el parlamento de Gipuzkoa no hubiera sido posible la ambición de este gobierno. En adelante, cualquier tipo de gobierno que se pueda poner en marcha en Gipuzkoa necesitará de estabilidad política y de un diálogo y una puesta en común de las necesidades del territorio.

-¿Eso puede llegar a darse con otras fuerzas como EH Bildu o Podemos?

-En Gipuzkoa son habas contadas, evidentemente, y la izquierda abertzale tiene un peso muy importante. Hasta ahora, desgraciadamente, con la izquierda abertzale hemos tenido una confrontación política que en su momento derivó en un enfrentamiento directo, con lo cual necesitaremos tiempo para normalizar esa situación. Desgraciadamente, a corto plazo no preveo que se pueda modificar el esquema político actual de Gipuzkoa.

-¿Se presentará a la reelección en las próximas elecciones forales?

-Todavía es muy pronto y son cuestiones que tengo, esas sí, que hablar y desarrollar con mi partido y mi ejecutiva. No me puedo adelantar.

-¿Pero se ve con fuerzas de afrontar una tercera legislatura?

-En este momento me siento con muchas fuerzas, lo que pasa es que es una cuestión que hay que hablar, hay un montón de elementos que hay que sopesar con mi partido.

-¿No se siente entonces desgastado por estar cerca de cumplir ocho años de mandato?

-Desde el punto de vista personal, me encuentro mucho mejor que la legislatura anterior. Más fuerte. Pero yo siempre he dicho que la responsabilidad política se desarrolla en equipo y es el equipo el que tiene que hacer las reflexiones.

-Desde un primer momento pactaron las discrepancias sobre el derecho a decidir con su socio de gobierno, pero ¿se ha sentido incómodo con este tema?

-Siempre pueden surgir roces en algunas cuestiones, en la medida en que no estamos de acuerdo como miembros de proyectos políticos diferentes. Para eso tenemos los instrumentos de coordinación que creamos en su momento. Antes de los consejos tenemos una reunión entre los diferentes responsables del PNV y del PSE, y los utilizamos, precisamente, para suavizar o atenuar conflictos y tensiones que puedan surgir.

-¿Son más de los que desearía?

-No. Creo que lo que puede tensar más es el día a día y la tensión acumulada de la gestión que las cuestiones relacionadas con el ámbito político. Eso no significa que en adelante no puedan darse tensiones.

-Esa tensión se dio, por ejemplo, cuando el PSE criticó que solo se hacían actos de reconocimiento «a una parte de quienes combatieron a las tropas franquistas». Usted dijo que se abría a promover otros actos, ¿tiene algo previsto?

-Dije entonces y digo ahora que se admiten sugerencias. Más allá de la crítica entiendo que es necesaria también la propuesta. Acepto que se hagan propuestas y estoy dispuesto a gestionarlas e impulsarlas en la medida en que haya gente que considere que su sensibilidad política no está suficientemente representada.

-En el terreno económico, ¿habrá novedades en breve sobre la Ley de Aportaciones?

-Esta es una cuestión que me gustaría solventar antes del Consejo Vasco de Finanzas de octubre. Con lo cual, tenemos muy poco tiempo, pero necesitamos pegarle un arreón.

-¿Hasta dónde va a llegar la reforma fiscal que negocian PNV y PSE?

-Estamos en el momento de la definición, por lo que en los próximos días podríamos llegar a una formulación pública de un avance muy sustancial de la concreción de esas modificaciones fiscales. La labor de propuestas concretas está muy avanzada, falta el sello político y la implementación institucional.

-¿Cuál es su posición: bajar los tipos en el Impuesto de Sociedades para que las empresas puedan ser más atractivas para la inversión o, como dice Azpiazu, no bajar la presión fiscal?

-Veo necesario que las nuevas necesidades y la nueva situación de las instituciones públicas, desde el punto de vista de los gastos, requieren también de unos ingresos suficientes y en ese aspecto una fiscalidad adecuada, que a su vez no lastre el desarrollo económico. El equilibrio es complicado pero muy necesario.

-Habrá que sacar entonces el dinero de algún sitio. ¿Subirán ustedes los impuestos a los guipuzcoanos?

-No voy a adelantarme a la situación. Es cierto que en este momento las instituciones necesitamos de una suficiencia financiera pero, evidentemente, el dinero no cae del cielo.

-¿Qué puede hacer la Diputación para frenar las crisis de Fagor o Xey?

-En situaciones demasiado avanzadas de deterioro, que son difíciles de afrontar, concedemos prioridad absoluta a los trabajadores y al empleo. Pero creo que no es suficiente. Como se suele decir, la inspiración tiene que cogernos trabajando y vamos a poner en marcha un protocolo para la prevención de este tipo de situaciones, para que en el futuro esta cuestión se aborde desde una acción bien establecida y no desde la improvisación.

Más

Fotos

Vídeos