Una marcha reclama que Izar, la hija de Majarenas, inicie el curso en una ikastola

Una marcha reclama que Izar, la hija de Majarenas, inicie el curso en una ikastola

Cientos de personas recorren el centro de Donostia para exigir que la niña pueda ser escolarizada en la ikastola de Intxaurrondo

J. ARTOLA SAN SEBASTIÁN.

Cientos de personas respaldaron ayer una marcha que recorrió el centro de San Sebastián para reclamar que la presa etarra Sara Majarenas sea excarcelada con el fin de que su hija, Izar, pueda iniciar la próxima semana el curso en la ikastola del barrio de Intxaurrondo donde ha sido matriculada. La marcha, que partió desde el Boulevard donostiarra, se desarrolló en un ambiente festivo al coincidir su convocatoria con la celebración de las regatas de La Concha.

Majarenas, quien se desvinculó de ETA, y su hija permanecen desde hace varios meses en un centro de acogida en Madrid, a donde fueron trasladadas tras la concesión del segundo grado a la reclusa y después de que la niña fuera dada de alta en el hospital en el que se recuperó de las graves lesiones sufridas al ser acuchillada por su padre en Benifaió (Valencia), durante una salida de fin de semana de la prisión en la que entonces la menor vivía interna con su madre.

La niña, de 3 años, ha sido matriculada en la ikastola de Intxaurrondo con la previsión de que pueda comenzar en ella el curso lectivo, aunque sus allegados temen que «no va a poder estar escolarizada en San Sebastián».

El profesor de la ikastola de Intxaurrondo Mikel Ruiz de Larrinaga explicó el pasado lunes que, a se entender, «la situación es grave» porque ambas «están a 450 kilómetros de Donostia» y la niña «tiene que estudiar en un idioma que no es el suyo y vive en un piso tutelado por Instituciones Penitenciarias».

La marcha para reclamar la escolarización de Izar en San Sebastián partió pasadas las 13.30 horas de ayer del Boulevard de la capital guipuzcoana, que en ese momento estaba repleto de personas al coincidir la cita con el fin de la primera jornada de las regatas de traineras de La Concha.

La manifestación, que se desarrolló en un ambiente totalmente festivo, estuvo encabezada por el payaso Porrotx, que portaba una bandera arcoíris, y que estaba seguido por un grupo de personas que formaron la frase 'Izar ikastolara' con globos de grandes dimensiones.

Familias y niños

Precedían la comitiva varios voluntarios que llevaban figuras relacionadas con la escuela como una lupa, un pincel, un avión de papel y una nota musical, además de varias estrellas, entre otros objetos. La marcha, en la que tomaron parte numerosas familias y niños que portaban globos con forma de estrellas moradas, discurrió por el centro de Donostia entre los sones festivos de trikitixas y panderos hasta llegar a la plaza de Zuloaga, donde concluyó con un acto final.

En declaraciones a los periodistas, Araitz Zubimendi, portavoz de la plataforma Izarrekin Sara Etxera (Sara a casa con Izar) aseguró que «Izar es una niña vasca que, a pesar de lo que ha sufrido los tres primeros años de su vida, sigue recluida en un piso de Alcobendas, pudiendo salir solamente durante tres horas al día».

Zubimendi lamentó que la menor vaya a ser «obligada a ser escolarizada en un colegio de allí» porque «tiene sus lazos culturales, sociales y familiares en Donostia» y por eso es preciso que «pueda comenzar el curso el próximo jueves en la ikastola de Intxaurrondo con el resto de niños del barrio».

Fotos

Vídeos