El lehendakari reivindica «diálogo» para acordar una solución política para Cataluña

Urkullu ha pedido la transferencia de la Seguridad Social, en el acto del 50 aniversario de LagunAro

FERNANDO SEGURA

El lehendakari Iñigo Urkullu ha participado esta mañana en el acto organizado con motivo del 50 aniversario de LagunAro, donde ha destacado la “responsabilidad y confianza” mostrada por esta entidad a lo largo de su trayectoria y también la ayuda prestada a empresas en momentos de crisis. El Lehendakari ha vuelto a exigir al Estado la transferencia de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social, tal y como se recoge en el Estatuto de Gernika, convencido de que “desde la cercanía” es posible una gestión más eficaz.

El lehendakari ha estado acompañado por la consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José. Al acto conmemorativo celebrado en la sede de LagunAro en Arrasate han acudido representantes de las principales instituciones vascas, como la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, o representantes de la Diputación Foral de Álava, Juntas Generales de Álava y Juntas Generales de Bizkaia. También han estado presentes la alcaldesa de Arrasate, María Ubarretxena, el presidente de LagunAro EPSV, José Antonio Alustiza, su director, Luis María Ugarte, así como el presidente del consejo general de la Corporación Mondragón, Iñigo Ucín.

El lehendakari ha subrayado “el importante momento político” que se está viviendo. Considera necesario afrontar “de cara y a través del diálogo” la reformulación de un modelo de Estado que “dé respuesta a las diversas realidades nacionales”. Respecto al proceso que se vive en Cataluña, ha lamentado que no se escuchen llamamientos al entendimiento, al tiempo que ha mostrado su preocupación por las referencias a suspender la autonomía, al estado de alarma e incluso al ejército. “Es necesario abrir un cauce de diálogo sin condiciones previas”, ha asegurado Urkullu, quien insiste en que la legalidad no es inmutable y debe servir para resolver los problemas de naturaleza política.

Para quienes apelan a la legalidad, el Estatuto de Gernika, aún incumplido, puede ser una buena “piedra de toque” a su juicio. En este sentido, el lehendakari insiste en que el Gobierno Vasco va a seguir reivindicando su cumplimiento íntegro, y concretamente hoy se ha referido a la transferencia de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social.

Dificultades en empresas

En su intervención, el Lehendakari ha reconocido además que existen “problemas puntuales en algunas empresas vascas”, problemas que el Gobierno Vasco está “analizando y gestionando muy de cerca”. “Acompañamos y apoyamos el conjunto del tejido empresarial que, desde un trabajo discreto y callado, genera riqueza y empleo”, ha añadido. Urkullu insiste, no obstante, en que Euskadi sigue avanzando en positivo, tal y como lo constatan los estudios en sus datos de empleo y producción industrial.

Fotos

Vídeos