Urkullu defiende una solución pactada «para toda Cataluña»

Urkullu, en el Parlamento Vasco. / EFE

El lehendakari afirma que no piensa «sentarse a esperar el choque de trenes y, mucho menos, alentarlo»

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El pleno de control del Parlamento Vasco no ha podido sustraerse esta mañana de la tensión que llega desde Cataluña a pocos días de que se pueda producir una declaración unilateral de independencia. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha respondido a preguntas de EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP en esa dirección y ha dejado claro que está trabajando para encontrar soluciones políticas para evitar el “choque de trenes” entre las instituciones catalanas y el Estado español. Al mismo tiempo, en una respuesta a la portavoz de EH Bildu Maddalen Iriarte, ha asegurado que defiende una “solución pactada para toda Cataluña”, dando a entender que la vía emprendida por los independentistas catalanes solo incluye a una parte de la sociedad porque no integra a los ciudadanos ni independentistas.

“EH Bildu habla de respaldar a Cataluña, pero se refiere a una parte de Cataluña, y yo agradecería que se tomara a Cataluña en su totalidad”, ha señalado Urkullu. “Cuando se nos pide unidad con Cataluña yo digo que sí, pero con toda Cataluña. Nuestra propuesta responde al deseo de diálogo, acuerdo y solución pactada para toda Cataluña”, ha recalcado el lehendakari. A su juicio, “esta posición responde al deseo de la inmensa mayoría de la sociedad vasca. Tan cierto es el arraigo social del principio del derecho a decidir como la defensa, también mayoritaria, de una solución pactada”. Por tanto, ha definido su postura como “libre determinación ejercida de manera legal y pactada, tanto para Cataluña como para Euskadi”.

Ante la difícil situación a la que se enfrentan las instituciones catalanas, que están al borde de dar un paso de consecuencias imprevisibles, Urkullu ha recordado su propuesta de “mediación” si fuera necesaria. “Existe una corriente internacional que la está proponiendo y también está siendo requerida por representantes como el propio president Puigdemont, o por muchas voces en el Estado español”.

Urkullu ha asegurado que “no pienso sentarme, no lo estoy, a esperar que se produzca el choque de trenes y su descarrilamiento. Mucho menos, a alentarlo. Prefiero empeñarme en buscar vías de solución desde el realismo y la voluntad de acuerdo, tanto en mis intervenciones públicas, como en las que no lo son”.

La portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha reprochado al lehendakari que no esté cerrando filas con la Generalitat “cuando se ha demostrado que con este Estado es imposible llegar a un acuerdo para un referéndum pactado. El Estado ha dado por buena cualquier opción con tal de frenarlo, incluida la violencia”. Sin embargo, Urkullu se ha reafirmado en que “nuestra apuesta es lograr un referéndum legal y pactado tanto en Cataluña como en Euskadi”.

Urkullu ha recordado también que ha “denunciado que la respuesta policial del 1-O fue ilegal y desproporcionada, hemos mostrado nuestro desacuerdo con la respuesta que las instituciones catalanas han recibido por parte del Gobierno en los últimos años y hemos reclamado que se recupere el diálogo para que los ciudadanos catalanes expresen lo que quieren ser de forma democrática”.

Ley de claridad

En una respuesta a Elkarrekin Podemos, el lehendakari ha destacado que la ley de claridad canadiense podría servir como “un modelo inspirador” para la consulta legal y pactada que propugna para actualizar el autogobierno, aunque ha vuelto a situar en la ponencia de autogobierno del Parlamento el marco idóneo para alcanzar acuerdos entre los partidos vascos.

Por otro lado, en respuesta al presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, Urkullu ha señalado que no va a hacer públicos los contactos para encontrar una solución al conflicto catalán, aunque le ha dicho que “usted los conoce muy bien”. Ante la llamada de Alonso a defender la estabilidad y la legalidad, el lehendakari ha recalcado su “apuesta por la estabilidad política e institucional”, aunque también ha instado al Gobierno de Rajoy a “predicar con el ejemplo y cumplir leyes como el Estatuto en vez de seguir incumpliéndolas. Quien afirma cumplir la ley, que la cumpla”.

Al mismo tiempo, ha señalado que “estabilidad sí, pero sin dejar de afrontar los problemas. Hay que reconocer la existencia de las realidades nacionales vasca y catalana, además de la española, y avanzar en el reconocimiento efectivo de un Estado plurinacional. Asumir la redistribución de la soberanía del Estado y defender la identidad de sus pueblos en el marco de la Unión Europea”.

Más noticias

Fotos

Vídeos