Lander Martínez dará batalla a los críticos por el poder en Podemos Euskadi

Nagua Alba y Lander Martínez, durante una rueda de prensa./MANU CECILIO / TELEPRESS
Nagua Alba y Lander Martínez, durante una rueda de prensa. / MANU CECILIO / TELEPRESS

El actual número dos y candidato del sector oficial, afín al 'errejonismo', se presenta con un proyecto para «volver a atraer a la gente»

ELISA LÓPEZSAN SEBASTIÁN.

Lander Martínez dará la batalla a los críticos en la lucha por el liderazgo de Podemos Euskadi, que se encuentra inmerso en pleno proceso de primarias. Así lo anunció ayer el secretario de Organización y número dos de Nagua Alba, a la que pretende sustituir al frente de la formación morada vasca. El de Lander Martínez era el nombre que con más fuerza sonaba para presentarse como candidato del sector oficial, el afín al 'errejonismo', a las primarias de diciembre. Y ayer lo confirmó. Aseguró que su reto es hacer un partido más fuerte, y asentar unas bases sólidas para afrontar las próximas convocatorias electorales siendo capaces de «volver a atraer a la gente». Declaraciones realizadas justo el día en que las encuestas no son del todo favorables a su formación: el Euskobarómetro apunta a que el PNV arrebataría un escaño a Elkarrekin Podemos.

El número dos de la dirección vasca y portavoz parlamentario desveló que encabezará una lista continuista con el trabajo realizado hasta ahora por Nagua Alba, y que muchos compañeros le habían animado a dar el paso: «Si la gente ve que es preciso, yo estaré donde toque. Estoy dispuesto a dar ese paso, a presentarme. Esa es mi intención. Al final, yo llevo desde el principio en Podemos Euskadi, conozco muy bien la organización, desde los círculos, desde que empezó hace cuatro años antes de las europeas», aseguró. Y es que este es, precisamente, uno de los avales con los que cuenta Martínez para su pugna con el resto de posibles rivales: su conocimiento exhaustivo de los círculos y de la militancia. Como secretario de Organización los ha seguido de cerca. Empezó en ellos, y a lo largo de estos dos años ha pateado los municipios vascos para conocerlos mejor. Otra garantía de éxito frente al resto de candidatos podría ser que Martínez se ha convertido en el «mejor interlocutor» de Podemos con el resto de fuerzas parlamentarias vascas, tal y como subrayan compañeros del partido.

Líneas maestras

El de Lander Martínez sería un relevo natural a la dirección actual. Durante dos años ha trabajado codo con codo junto a Nagua Alba, a la que ha acompañado en momentos complicados y ha ayudado en «la ingente tarea que supone dirigir una organización», tal y como confesó ayer mismo. Por eso el proyecto que presentará su candidatura no es ningún secreto. Ya lo avanzó la propia secretaria general.

Perfil

Vitoriano de 28 años
Reside en Bilbao desde 2008. Ingeniero informático de formación. Militante de Podemos desde sus inicios. Tertuliano ocasional en radio y televisión.
Secretario de Organización de la dirección que lidera Nagua Alba y portavoz parlamentario en la Cámara vasca de su grupo Elkarrekin Podemos
Obtuvo el 45% de los votos, el más apoyado de su partido después de Pili Zabala, al presentarse como candidato al Parlamento Vasco.

¿Y cuáles son los retos del proyecto? El portavoz de Elkarrekin Podemos explicó que se plantean dos objetivos. Uno sería el de afianzar la estructura organizativa de la formación y otro, volver a tener capacidad de atraer gente a los círculos. Además está el afrontar la tarea de adaptarse a los nuevos documentos de la asamblea de Vistalegre II, que les exige una nueva estructura organizativa. Otro de los desafíos para el afianzamiento de Podemos son las elecciones municipales y forales de 2019. «Debemos reforzar nuestra estructura municipal. Tenemos que llegar en buenas condiciones con nuestra marca, como Elkarrekin Podemos», señaló. Precisamente a Lander Martínez le ha tocado todo este tiempo el papel de lograr la cohesión entre las diferentes fuerzas que componen la coalición, Podemos, Ezker Anitza y Equo.

El cabeza de lista plantea una propuesta muy ambiciosa en un momento en el que el partido está desdibujado, con fuga de votos a otras fuerzas políticas. Por ello considera urgente una revitalización de su proyecto. «Necesitamos una base sólida en el territorio, unos buenos cimientos. Un proyecto que, en definitiva, sea capaz de volver a ilusionar a la gente que creyó en nosotros y volver a captar esos apoyos que hemos ido perdiendo por el camino», reclamó.

Desde que Alba anunció que no agotará los cuatro años de mandato, las distintas corrientes que conviven en el seno de la formación empezaron a tomar posiciones en la lucha para relevar a la todavía líder. Una situación que no ha hecho más que avivar la intensa lucha interna que el partido ha vivido desde su nacimiento hace tres años.

Martínez recordó ayer que ha habido contactos entre los dos sectores mayoritarios en Podemos Euskadi para analizar la posibilidad de consensuar una lista única. Finalmente no pudo ser. «No se puede arreglar en un mes lo que lleva roto dos años. Es difícil que haya un acuerdo unitario», lamentó. También admitió que internamente «ha habido momentos complicados que requieren de tiempo y reconocimientos de aciertos y de errores, y de cesiones» para llegar a un consenso. No obstante está dispuesto a lidiar de manera sana con todos los posibles contrincantes. «Es que somos compañeros de partido y no puede ser de otra manera», concluyó.

Más

Fotos

Vídeos