Las Juntas Generales aprueban los Presupuestos de Gipuzkoa para 2018, que ascienden a 856,5 millones de euros

Las Juntas Generales aprueban los Presupuestos de Gipuzkoa para 2018, que ascienden a 856,5 millones de euros

Olano afirma que el año que viene el territorio «tendrá el presupuesto más social de su historia»

ANA VOZMEDIANO

Estaba previsto. Las Juntas Generales de Gipuzkoa han aprobado este viernes los Presupuestos forales para 2018, con los votos de los grupos junteros de PNV, PSE-EE y la abstención del PP, y el rechazo de EH Bildu y Podemos-Ahal dugu, que cuentan una dotación de 856,5 millones, 18,6 millones de euros más que este año, es decir, un incremento del 2,22%. Políticas sociales, promoción económica, políticas de futuro y lucha contra el fraude fiscal son los ejes principales del proyecto.

El PP ya había anunciado que no se opondría al proyecto presupuestario presentado por el gobierno que forman PNV y PSE, a pesar de que su voto no era necesario para un ejecutivo que cuenta con mayoría absoluta

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha destacado que la Diputación ha incrementado en un 15% el gasto en política social desde que arrancó la legislatura, es decir, en 2018 destinará 50 millones de euros más a ámbitos como las ayudas a la dependencia o la atención a las personas mayores.

"El año que viene, Gipuzkoa tendrá el presupuesto más social de su historia" ha explicado Olano, un hecho que, a su juicio, "deja clara la importancia que el Gobierno foral da a este ámbito", ya que "el gasto por habitante en este ámbito también es de record: 525 euros por cada guipuzcoano".

En esa línea, ha insistido en que, desde que arrancó la legislatura, el Gobierno foral trabaja para lograr que Gipuzkoa "se sitúe entre los territorios europeos con menor desigualdad social, de género y lingüístico". Según ha explicado, "en este esfuerzo juegan un papel fundamental las políticas sociales, ya que nos permiten combatir la desigualdad desde las administraciones públicas".

Asimismo, ha reiterado que la promoción económica "sigue siendo la gran apuesta de la Diputación Foral para garantizar la sostenibilidad de los servicios públicos". "Impulsando nuestra economía creamos riqueza y empleo de calidad, recursos que necesitamos para financiar nuestros políticas sociales y, por ende, nuestro nivel de bienestar", ha asegurado.

Las "políticas de futuro" son el "tercer pilar" del proyecto de presupuestos, un ámbito que se materializa a través de la dinámica Etorkizuna Eraikiz. Olano ha precisado que, en este caso, en 2018 se destinarán 10,4 millones de euros a proyectos estratégicos encuadrados en esta área, tales como el centro avanzado de ciberseguridad industrial de Gipuzkoa o el centro referente en atención a la dependencia y la vejez que estará ubicado en Pasaia.

Desde el PSE-EE su portavoz en Juntas, Susana García Chueca, ha mostrado su "satisfacción" y ha considerado que presupuesto foral "fortalece nuestro modelo de bienestar y cohesión social convirtiendo a Gipuzkoa en un gran espacio y agente de solidaridad, asentado sobre un sistema de servicios sociales que garantice permanentemente la atención de las grandes necesidades de la ciudadanía".

En esa línea, ha recordado que con este gobierno foral de PNV y PSE-EE, "desde 2016 se ha incrementado en 50 millones de euros la partida destinada a política social", lo que supone un "record histórico, siendo el previsto para 2018 de un total de 377 millones, 13 más que en 2017, un 3,66%". "Más importante que los porcentajes es el gasto que se hace por habitante, que para 2018 este será de 525 euros, 18 más que en 2017, 67 más que en 2015", ha destacado.

«Caso omiso»

Por su parte, el portavoz de EH Bildu, Xabier Olano, ha considerado que el proyecto presupuestario para 2018 aprobado este viernes "dibuja claramente el camino que pretende seguir el Gobierno foral el próximo año: hacer caso omiso de las necesidades de la ciudadanía y seguir ahondando en los recortes sociales".

A su juicio, estas Cuentas son "un mal proyecto, que va en la dirección equivocada y tiene graves deficiencias, especialmente en las Políticas Sociales y en las medidas de promoción de la economía y la movilidad sostenible". Olano ha lamentado que de las 350 enmiendas presentadas por los grupos de la oposición, el Ejecutivo foral solo haya aceptado seis. "Eso es rodillo, una miseria", ha recalcado.

También ha criticado que PNV y PSE no hayan aceptado las enmiendas que EH Bildu ha llevado a la sesión plenaria de este viernes en materia de Política Social y ha denunciado que, "anualmente, Gipuzkoa paga 350millones de euros al Gobierno de Madrid en concepto de Cupo, lo que significa 1.400 millones en toda la legislatura". "Los datos no mienten. El Gobierno de Gipuzkoa destina 7 veces más dinero a Madrid (350 millones) que a la promoción económica del Territorio (50 millones)", ha añadido.

El portavoz de Podemos-Ahal dugu, Juantxo Iturria, ha asegurado que el presupuesto para 2018 aprobado "por el rodillo" de PNV y PSE "no es bueno para las personas de Gipuzkoa ni tampoco para los servicios sociales del territorio, porque incluyen recortes y no cuentan con el impulso y la inversión que se necesitan para afrontar las necesidades de miles de hogares".

«Rodillo gobernante»

Iturria ha destacado la voluntad de su grupo parlamentario de "acordar mejoras" para el presupuesto, para lo que presentaron "más de doscientas enmiendas parciales" que fueron rechazadas por los grupos del "rodillo gobernante".

"En el marco de un presupuesto de cerca de 800 millones de euros, únicamente nos propusieron transaccionar tres enmiendas por valor de 100.000 euros, que estaban bien pero para cuya aprobación, los grupos del gobierno, no nos necesitan para nada. Sólo han pretendido acordarlas para decir, con su despliegue mediático habitual, que son capaces de pactar con la oposición, cuando la verdad es muy distinta: de más de 300 enmiendas de la oposición sólo han pactado seis".

Finalmente, el portavoz del PP en las Juntas de Gipuzkoa, Juan Carlos Cano, ha afirmado que "los ciudadanos nos piden diálogo y mestizaje político y no ruptura como está ocurriendo en otras comunidades españolas". En ese sentido, ha apelado a "la cultura del Foralismo pactista como clave ideológica que nos lleva a un relato de diálogo y pacto y, en este caso, de complemento presupuestario aun no siendo necesarios para su aprobación por aritmética".

"Esta cultura la hemos aplicado en todos y cada uno de los momentos políticos relevantes de la legislatura, desde el Plan de Gestión y el Plan Estratégico, pasando por los debates de Política General anual y concluyendo en los procesos presupuestarios porque creemos que es el camino", ha manifestado el portavoz popular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos