Los jóvenes de la CUP defienden sus acciones y niegan estar contra el turismo

DV Y AGENCIAS SAN SEBASTIÁN.

La organización juvenil de la CUP, Arran, negó ayer que esté en contra del turismo, sino del modelo turístico: «No estamos en contra de los turistas ni del turismo, nosotros también lo somos y sabemos que es una actividad humana que puede ser muy enriquecedora».

En un comunicado, las juventudes de la formación independentista catalana negaron que actúen contra el turismo como fenómeno sino que el problema es el actual modelo turístico «que responde a un modelo capitalista que está concentrando los beneficios en muy pocas manos y está provocando la destrucción del territorio». «Está haciendo aumentar los precios del alquiler hasta el punto de que nos expulsa de nuestros barrios, alejando a las personas de sus redes familiares y de apoyo», aseguraron, para añadir que ello lleva a generar trabajos precarios.

Asimismo, Arran criticó el uso del término 'turismofobia' para referirse a sus acciones en Cataluña, tachándolo de «concepto inventado que intenta desvirtuar una lucha completamente legítima y acusa a cualquier persona que se pronuncia contra la masificación turística de estar en contra de los turistas».

Mendia y EH Bildu

La polémica surgida en torno a qué modelo turístico debería imperar en Euskadi siguió ayer copando el debate político. El último episodio lo protagonizó la líder del PSE, Idoia Mendia, que consideró que la posición de Sortu frente al turismo en Euskadi contiene «razones ajenas» a dicha actividad productiva. Tras recordar que EH Bildu es «corresponsable» de la vigente Ley vasca de Turismo, que el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, «presume» del atractivo turístico de los Sanfermines y que el exalcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre, hablaba de batir récords turísticos, Mendia consideró que «lo que ocurre es que a la izquierda abertzale le siguen dando vértigo las instituciones».

Alfonso Alonso (PP), por su parte, pidió frenar «entre todos» los «intentos oportunistas» de Sortu y su entorno por «condicionar y limitar el crecimiento económico del País Vasco». El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), censuró a quienes «quieren manchar la imagen de Euskadi». Desde EH Bildu, Miren Larrion defendió en una entrevista a El Correo que la izquierda abertzale «no está en contra del turismo», pero sí precisó que se trata de un fenómeno al alza que «hay que regular».

Fotos

Vídeos