Iparragirre llega al centro médico de Arrasate 48 horas después

J. S. SAN SEBASTIÁN.

El preso de ETA Ibon Iparragirre, que padece sida en fase terminal y problemas neurológicos, ingresó ayer por la mañana en la Unidad de Psiquiatría Legal del hospital Aita Menni de Arrasate, donde permanecerá en adelante en régimen de prisión atenuada. El recluso llegó por fin al centro tras un largo viaje de 48 horas desde la prisión de Alcalá-Meco, previo paso por los penales de Valdemoro y Burgos, donde pernoctó, y la cárcel alavesa de Zaballa, donde fue puesto a disposición de la Ertzaintza.

Iparragirre, que cumple una pena de 299 años de cárcel por la explosión de un coche bomba en Ondarroa, su localidad natal, contra la comisaría de la Policía vasca, había solicitado en varias ocasiones su excarcelación y, de hecho, estuvo dos años en prisión atenuada. El recluso ha sido internado en la Unidad de Psiquiatría Legal, que en 2012 se habilitó en este centro para albergar a enfermos mentales con causas penales, para lo que está dotado de mayores medidas de seguridad que las habituales en un hospital. La familia y Etxerat creen que debería estar libre y no en ese centro, aunque se congratulan de que esté en Euskadi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos