Interior asegura que el preso etarra Ibon Iparragirre, enfermo de Sida, no quiere medicación

Ibon Iparraguirre en la Audiencia Nacional en una imagen de 2013./EFE
Ibon Iparraguirre en la Audiencia Nacional en una imagen de 2013. / EFE

EFE

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha asegurado que el preso etarra Ibon Iparraguirre, enfermo de Sida y para los que algunos partidos han pedido su excarcelación, se niega a tomar la medicación que podría prolongarla la vida durante años.

Nieto ha respondido en la Comisión de Interior del Senado a preguntas del senador de EH Bildu Jon Iñarritu, que además de por los datos de enfermos de Sida en las cárceles y las muertes en prisiones, se ha interesado por este caso.

Según el senador, Instituciones Penitenciarias y el juez de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, se están "pasando la pelota" en este caso y el etarra, condenado por colaborar con loa banda terrorista, no ha sido excarcelado a pesar de encontrarse en "fase agónica".

Nieto ha dejado claro que este miembro de ETA, con un padecimiento de VIH avanzado, "se niega a tomar la medicación", lo que le está suponiendo una "autodegradación de la enfermedad por negarse a que los médicos puedan actuar".

El número dos de Interior ha recordado que los informes médicos ya han reiterado que su vida "corre riesgo" y ha indicado que si reiniciara el tratamiento, la enfermedad podría cronificarse con una esperanza de vida "muy larga".

Por otro lado, Nieto ha informado, a preguntas también del senador de EH Bildu, que en la actualidad no hay ningún interno con pronóstico de inminente muerte por enfermedad grave y ha rechazado que se hayan endurecido las medidas para excarcelar a esos internos.

De hecho, Nieto ha precisado que en los últimos 17 años ha mejorado el tratamiento médico en las cárceles, lo que ha redundado en un descenso en el número de fallecimientos en prisión, con cifras homologables a cualquier otro entorno.

Sobre los enfermos de VIH, el secretario de Estado de Seguridad ha informado de que en 2016 se han detectado dos nuevos casos en la cárcel de Valdemoro (Madrid) y Herrera de la Mancha (Ciudad Real) y que el número total de presos enfermos de Sida es de 2.194.

Desde 2012 han fallecido por esta enfermedad 37 reclusos, ha concluido Nieto antes de subrayar que los tratamientos "están funcionando, con una calidad muy alta", lo que hace que el número de infectados y de fallecidos esté reduciéndose.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos