El PSN intenta aproximarse en Navarra a un Podemos que se muestra escéptico

Santos Cerdán, Adriana Lastra y María Chivite, en el reciente congreso regional del PSN.
Santos Cerdán, Adriana Lastra y María Chivite, en el reciente congreso regional del PSN. / I. AGUINAGA / EFE

La formación morada mantiene su apuesta por el cuatripartito pese a la moción de censura pactada con los socialistas en Viana sin contar con EH Bildu

ANA VOZMEDIANO SAN SEBASTIÁN.

«El futuro es una nueva mayoría de izquierdas liderada por el PSN y con una aproximación a Podemos». Este mensaje, lanzado por la recién reelegida secretaria general de los socialistas navarros, María Chivite, abrió la posibilidad de un acercamiento estratégico entre PSN y Podemos, con el escenario de la moción de censura pactada por ambos en Viana de fondo. Chivite, 'sanchista' convencida, importaría a la comunidad foral la estrategia del nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, en España.

En Viana, tres de los cuatro grupos de la oposición, PSN, Geroa Bai y Cambiemos Viana (una de las plataformas de Podemos), acordaron dejar fuera del poder consistorial al alcalde de UPN, José Luis Murguiondo. EH Bildu se quedó fuera de un acuerdo que se hará oficial esta misma semana.

¿El pacto de Viana es una casualidad, una reacción ante la gestión y la personalidad de un alcalde concreto o el inicio de una colaboración más duradera entre PSN y Podemos que pone en práctica ese acercamiento que se ha iniciado en Madrid?No se puede decir que las palabras de Chivite hayan suscitado entusiasmo ni grandes expectativas en el seno de Podemos. Su secretario general, Eduardo Santos, ironiza sobre su repercusión. «La noticia no es que el PSN abra la puerta a Podemos, para empezar porque ellos son la quinta fuerza política y nosotros contamos con más votos. La verdadera noticia sería que nuestra formación les abre las puertas. Podemos sustenta el gobierno del cambio en el Parlamento. Los socialistas carecen de credibilidad no solo porque a lo largo de la historia han apoyado con diversas fórmulas los gobiernos de UPN, sino porque lo siguen haciendo cuando votan con ellos contra diferentes propuestas del ejecutivo foral».

Santos afirma que los dirigentes del PSN ni les han llamado ni han hablado con ellos. E insisten en que el acuerdo de Viana es un pacto puntual gestado antes de cualquier acercamiento y muy ligado a la personalidad de un alcalde «que, más allá de que fuera de UPN, no ha sido capaz de gestionar proyectos para el pueblo». Podemos mantiene así la apuesta por el cuatripartito del cambio en Navarra junto a Geroa Bai, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra.

Tudela, Castejón, Corella...

Los socialistas navarros tienen una interpretación más amplia de estos acuerdos e insisten en que el futuro está ligado al discurso de Chivite en el congreso en el que se gestó su reelección. Afirman la convicción de su secretaria general en liderar una alternativa de izquierdas, alejada de UPN, pero también sin protagonismo nacionalista. No hablan de que el pacto de Viana sea la mecha de futuros acuerdos de gobernabilidad que se extiendan por Navarra, ni tampoco que éste sea un nuevo guiño de colaboración después de que ambas formaciones compartan gobierno en Castilla-La Mancha. Ni siquiera por la influencia de Pedro Sánchez. Sí indican, sin embargo, que pactos «de izquierda» con Podemos gobiernan Tudela, Castejón, Corella o Peralta.

Fotos

Vídeos