Las instituciones vascas llaman a preservar el Concierto de la «disputa partidaria» del Estado

El lehendakari, la presidenta del ParlamentoVasco, los tres diputados generales, consejerosvascos y otras autoridades se fotografiaron enla escalinata del teatro Arriaga. / JORDI ALEMANY
El lehendakari, la presidenta del ParlamentoVasco, los tres diputados generales, consejerosvascos y otras autoridades se fotografiaron enla escalinata del teatro Arriaga. / JORDI ALEMANY

El Gobierno Vasco y las tres diputaciones conmemoran su 140 aniversario y avisan de que «nunca renunciarán al núcleo del autogobierno»

MIGUEL VILLAMERIEL SAN SEBASTIÁN.

El Gobierno Vasco, las tres diputaciones forales y los ayuntamientos vascos escenificaron ayer su «apoyo sin fisuras» al Concierto Económico en su 140 aniversario y advirtieron de que las instituciones vascas «nunca, y en ninguna circunstancia, renunciarán» a lo que denominaron como «el núcleo fundamental del autogobierno vasco». En un acto oficial celebrado en el teatro Arriaga de Bilbao, y que reunió a medio millar de representantes institucionales, políticos, económicos y sociales, el lehendakari leyó una declaración institucional en la que reclamó respeto para este «pacto bilateral» entre Euskadi y el Estado, al tiempo que realizó un llamamiento para que el Concierto quede al margen de las «disputas partidarias» que en los últimos meses han provocado una serie de ataques a este instrumento, sobre todo por parte de Ciudadanos, que lo considera un «privilegio».

El lehendakari fue el encargado de cerrar el acto conmemorativo organizado por el Ejecutivo vasco y las tres diputaciones forales para celebrar los 140 años desde la firma del decreto que dio origen al Concierto, en el que participaron representantes de todos los partidos con presencia en el Parlamento Vasco. La mayoría de las reflexiones de Urkullu formaban parte de una declaración institucional que todas las instituciones vascas rubricaron para cerrar filas en torno al Concierto. En ella se define el instrumento legal que regula las relaciones económicas entre Euskadi y el Estado como «el elemento esencial del compromiso político de convivencia con el Estado». En cualquier caso, el discurso del lehendakari fue muy institucional y evitó cualquier referencia directa a su apuesta, y la del PNV, de extender los pilares del Concierto Económico a una suerte de 'concierto político' con el Estado.

El acto de ayer en Bilbao trató de acallar las críticas que ha recibido el Concierto en los últimos meses por parte de Ciudadanos y de algunos 'barones' autonómicos del PP y el PSOE. El lehendakari pidió respeto hacia «un pacto bilateral que es positivo tanto para Euskadi como para el Estado», y llamó a «la sensatez y responsabilidad de todos los agentes institucionales, sociales y económicos del Estado» para poder valorar en su justa medida «el consenso y la estabilidad» que aportan el Concierto y el Cupo. Urkullu también reclamó que ambos instrumentos se saquen de la «disputa partidaria».

Urkullu hizo un discurso solemne en el que evitó referirse a la idea de un 'concierto político'

El lehendakari se consideró en la obligación de «hacer frente a las descalificaciones, algunas sin sentido y otras interesadas», que está recibiendo el Concierto en los últimos meses, desde que el pasado junio los gobiernos central y vasco cerraron un acuerdo para renovar la ley del Concierto y actualizar la norma quinquenal del Cupo. Urkullu hizo un llamamiento «para que se preserve el consenso y se valore la estabilidad» que proporcionan ambos instrumentos. Confió en que «los partidos políticos entiendan que este acuerdo pactado durante décadas debería estar fuera de la disputa» política y electoral.

«No es un privilegio»

La declaración institucional firmada por todas las instituciones vascas añade algunas cuestiones para blindar el Concierto de las críticas que ha recibido en los últimos tiempos. Recuerda que «es un sistema fiscalmente responsable que no supone ningún tipo de privilegio», como demuestra su «dilatada trayectoria», que siempre ha contado con «respaldo legal». «No hay privilegio alguno capaz de pervivir bajo una transparente cobertura legal y con tal grado de consenso durante 140 años», señala la declaración, que rechaza «las tergiversaciones y las interpretaciones maliciosas del contenido del Concierto o el Cupo y su utilización, oportunista e interesada, para obtener pretendidos réditos electorales». Un objetivo que, a juicio de las instituciones vascas, «nunca debería buscarse con el negativo enfrentamiento de unos territorios contra otros».

Para abundar en esta idea, el lehendakari destacó que «las instituciones vascas somos conscientes de que el Concierto representa el elemento esencial del compromiso político de convivencia con el Estado», por lo que exigió que «merezca para todos el mismo respeto del que goza en Euskadi, asumiendo que los pactos deben ser reconocidos y honrados». Urkullu resaltó que «la relación bilateral» entre Euskadi y el Estado en la que se fundamenta el Concierto «se asienta en el reconocimiento recíproco. Ninguna de las dos partes puede imponer a la otra su voluntad». Un tipo de relación que «consagra la necesidad de dialogar, negociar y convenir en beneficio mutuo». También valoró que «el Concierto es un sistema sensato, objetivo, justo, eficiente y solidario» y recordó el «evidente riesgo unilateral» que asume Euskadi. Por otro lado, destacó que «goza de un pleno y dilatado respaldo legal», como demuestra que «las 18 leyes referidas al Concierto refrendadas en el Congreso de los Diputados desde 1981 han merecido un apoyo cercano al 90%».

Defensa del pacto bilateral

Urkullu señaló que «ese poderoso respaldo legal se ve reforzado por el apoyo completo y sin fisuras» de todos los partidos políticos con representación en el Parlamento Vasco y en las Juntas Generales, así como por la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo que en 2008 determinó que el sistema de Concierto es compatible con el derecho de la Unión Europea. Por tanto, mostró su «firme compromiso de potenciar la defensa constante del pacto político bilateral entre Euskadi y el Estado que representa el Concierto y que se sitúa por encima de cualquier posición o coyuntura política».

El lehendakari también apeló a la sociedad vasca para que «sea consciente del enorme valor que contiene el Concierto» y muestre «un mayor compromiso en su conocimiento, difusión y defensa».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos