«En Euskadi no va a haber estrategia común con Podemos, tenemos un pacto con el PNV y seremos leales»

Iñaki Arriola llega a la entrevista en la sede de Prim con su cartera de consejero, la que estrenó en el Gobierno de Patxi López./SARA SANTOS
Iñaki Arriola llega a la entrevista en la sede de Prim con su cartera de consejero, la que estrenó en el Gobierno de Patxi López. / SARA SANTOS
Iñaki Arriola - Consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda

Arriola asegura que los socialistas vascos se sienten «cómodos» en la defensa del Estado plurinacional

A. GONZÁLEZ EGAÑASAN SEBASTIÁN.

Iñaki Arriola se encuentra en plena transmisión de poderes en el PSE de Gipuzkoa tras la proclamación del nuevo secretario general territorial, Eneko Andueza. Tras nueve años de andadura en el cargo lleva a gala haber mantenido el partido unido y cohesionado, y confía en que su sucesor siga esa estela. El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda repasa la actualidad en el PSOE y mira optimista al futuro del partido, donde pese a no haber habido integración cree que «habrá que buscar un punto de encuentro» para que todos puedan sentirse «cómodos».

-¿Qué le pareció la imagen de Pedro Sánchez, solo en la tribuna de invitados del Congreso, durante la celebración de los 40 años de las primeras elecciones?

-Solo no está, tiene una ejecutiva muy poblada. Renunció al acta de diputado y no puede dar marcha atrás. Pero tampoco pasa nada. El PSOE ha hecho sus deberes con la elección del nuevo líder mediante primarias, ha hecho su congreso y esa fase ya ha pasado. Ahora, a trabajar, como siempre.

-¿Qué sabor de boca le dejó el congreso federal. Se van sanando las heridas?

-A mí me hubiera gustado que del congreso federal se hubiera salido con una mayor sensación de integración. Es verdad que veníamos de un proceso muy convulso, que las primarias estaban muy recientes y que no es fácil que en un periodo tan corto se pueda producir una integración. Pero... En fin... Sigo confiando en que a partir de ahora se va a destensar la situación, bueno, se ha destensado ya, de hecho, y no creo que haya por qué volver a tensarla. Habrá que buscar un punto de encuentro para que podamos sentirnos todos cómodos.

-Al final Sánchez solo va a contar con Patxi López, entre los que no eran 'sanchistas'.

-El secretario general tiene la legitimidad. De hecho sacó el 70% de apoyos en el congreso. Yo también le voté. Una vez pasado todo el proceso de primarias había que dar al secretario general la confianza para que hiciera la ejecutiva que él considere oportuna. Lo importante ahora es cómo se gestiona y cómo se comparten las decisiones por parte de la dirección para intentar cohesionar al PSOE y que no haya distorsiones internas.

-Han pasado apenas dos semanas del congreso y tras las primeras reuniones con los partidos parece que se rehace la sintonía con Podemos. ¿Le gusta el nuevo escenario de buen 'rollo'?

-Hay una situación en estos momentos que permite que si hay diálogo y mínima coordinación entre los grupos, se puede conseguir modificar leyes y recuperar derechos y libertades que se han perdido como consecuencia de la acción del PP en la pasada legislatura. Con Podemos, con Ciudadanos o con el resto de los grupos hay que intentar hablar. El PSOE tiene en estos momentos la responsabilidad de liderar la oposición al Gobierno del PP.

-¿El PSOE puede ser una alternativa real?

-Ya se verá si hay mimbres para eso. La verdad es que la mejor ocasión para poder construir una alternativa al PP fue la investidura porque se necesitaban más votos a favor que en contra y una moción de censura requiere mayoría absoluta. ¿Hablamos con Podemos...? A mí me parece muy bien, pero lo cierto de todo esto es que la gran ocasión perdida de hacer un gobierno alternativo al PP la echó a perder Podemos precisamente. Votaron en contra y ahora son los grandes paladines de que hay que quitar al PP como sea.

-¿Estar de nuevo pendientes de Podemos, un partido que les dejó tirados en 2016 y con el que tampoco ahora hay salida porque los números son los mismos, no puede suponer un riesgo para el PSOE?

-Bueno... Al final Pedro Sánchez no creo que se presente si no tiene agua en la piscina. Hacer una moción de censura sabiendo que vas a fracasar porque no tienes posibilidades reales de sacarla, no tiene mucho sentido. Pero tampoco veo que aquí se plantee en plan camicace de presentar una moción de censura alternativa como presidente del gobierno. Eso en todo caso habría que trabajarlo y tener la garantía de que fuera así. Y no parece que Ciudadanos esté por la labor.

-¿El proyecto del nuevo PSOE es entenderse con Podemos?

-El PSOE siempre ha sido un partido posibilista, no estamos al todo o nada, permanentemente, sino que estamos, como el que juega al mus, a la piedra. También así se ganan las partidas, no solo con el órdago. En la medida en que se consigan mayorías se podrá ir ganando batallas en cuestiones parciales.

«Pedro Sánchez no creo que presente una moción de censura si no tiene agua en la piscina»

«Me parece bien que los 'barones' no estén en la ejecutiva. Siempre me lo ha parecido»

«Lo que entendemos Ortuzar y yo como nación no coincide. Él es nacionalista y yo no»

-¿En Euskadi cómo se dibuja el escenario con Podemos cuando hasta ahora no parece que la relación haya sido muy estrecha?

-En el Parlamento al final se habla con todos.

-Pero aquí no hay una cercanía con Podemos.

-Seguramente, no. Pero tampoco la ha habido en España hasta ahora. Ya veremos, la política es dinámica y en algunos casos hay acuerdos muy transversales.

-¿Pero hay sintonía aquí con el equipo de Nagua Alba?

-Lo que he percibido hasta ahora es que a nivel de direcciones políticas no ha habido mucha relación.

-¿Tampoco se ha querido que la hubiera por parte del PSE?

-Ni seguramente por parte de ellos. Ha habido algunas reuniones, pero tampoco es que haya una estrategia en común. No sé si a nivel de España se puede articular una estrategia en común para desarrollar una serie de cuestiones a nivel del Congreso, coordinadamente. Aquí, lógicamente, eso no va a ser porque nosotros estamos en el Gobierno Vasco, tenemos un compromiso con el PNV como socios, que es el desarrollo de un programa pactado entre ellos y nosotros, y vamos a ser leales.

-¿Si esa relación avanza en España dentro del Gobierno Vasco se podría producir alguna situación comprometida?

-No. Hasta ahora no, porque el Ejecutivo, básicamente, se dedica a la gestión y al desarrollo del programa de gobierno. La política se hace más en el Parlamento y en ese sentido lo tenemos muy claro, hay una jefa de filas que es Idoia Mendia y es ella la que marca la política en el partido. Luego hay unos consejeros socialistas que en el Gobierno hacen gestión y procuran cumplir lo mejor posible los objetivos encomendados.

-¿Qué espera del encuentro que mantendrá Sánchez con Urkullu y con Ortuzar el 20 de julio?

-Desde el punto de vista de la normalización de las relaciones, es bueno que se vean. Es una colaboración con ellos a nivel de Euskadi. En el ámbito de España las cosas están por ver qué puede ser en el futuro. Todo lo que sea tener relación personal, confianza y compartir objetivos es positivo. De todos modos, me parece interesante que en esta segunda etapa como líder del PSOE, Sánchez pueda tener relaciones con los partidos de toda España, no solo con el PNV.

-¿Qué opina de que Pedro Sánchez hable ahora de la plurinacionalidad de España?

-Me parece bien. De hecho, nos sentimos cómodos ahí. Es un discurso que venimos haciendo como PSE y que Idoia Mendia lo ha dicho en muchas ocasiones. A mí me choca la reacción sorpresiva en este tema porque se lo he oído a Zapatero hace muchos años. ¿Qué pasa, hemos inventado algo? No. Recuerdo muy bien lo de España nación de naciones. La patente la tiene Zapatero, no Pedro Sánchez. Ahora, sí creo que es una postura que, bien entendida, puede ayudar a resolver el encaje de todos los territorios dentro de lo que es el conjunto de España. Reconocer singularidades como puede tener Euskadi, Cataluña o Galicia dentro de lo que es la cohesión interna de España como nación de naciones me parece que es inteligente y que puede permitir que una inmensa mayoría de ciudadanos de los territorios más singulares se sientan más cómodos en el conjunto del estado español.

-¿Se puede defender esto sin 'barones' en la ejecutiva?

-A mí me parece bien que no estén en la ejecutiva. Y no me parece bien ahora, sino que me ha parecido bien siempre. Si uno es presidente de su comunidad tiene mucho trabajo que hacer como para estar distraído yendo a Madrid a la ejecutiva federal y más si encima tiene un área de gestión. No sé. Hay gente que es 'sandios' y llega a todo.

-¿La plurinacionalidad es beneficiosa para Euskadi?

-Esas singularidades son los valores que tenemos. No quiere decir para nada que en esa consideración de Euskadi como nación haya un reconocimiento del derecho de autodeterminación. No lo consideramos ni lo vamos a considerar. Estas cuestiones afectan a los que conviven, y no solo somos los vascos, sino el conjunto de los españoles los que convivimos.

-¿El PNV se muestra escéptico y dice que el PSOE debe aclarar lo del Estado plurinacional?

-Lo que Ortuzar puede entender como nación no coincide, seguramente, con lo que entiendo yo. Él es nacionalista y yo no.

-¿Qué cree que va a pasar con el referéndum del 1 de octubre en Cataluña?

-Yo creo que no va a haber, y si hay será un sainete.

-¿Con esa convocatoria se va a enredar todavía más la madeja?

-En Cataluña solo hay una solución, un acuerdo político. Primero entre los catalanes que están muy divididos. Y luego un acuerdo con el resto de España.

-¿Hay riesgo de que Euskadi tome el mismo camino?

-Quiero pensar que el PNV será lo suficientemente inteligente para no caer en la trampa. Dice el refrán: cuando las barbas de tu vecino veas recortar, pon las tuyas a remojar. Si el PNV cae en esa trampa y se deja llevar por el modelo catalán no le auguro un buen futuro.

-¿Qué le parece la decisión sobre el CETA?

-Me parece legítimo que la nueva dirección del PSOE tome libremente postura y que se considere con libertad para poder girar a una postura distinta, lo haga y lo explique, sin más.

-¿Ve posible un acuerdo sobre las transferencias de Prisiones o la gestión del régimen económico de la Seguridad Social?

-Creo que hay una oportunidad en estos momentos y confío en que pueda haber un acuerdo. El Gobierno Vasco tiene recogido en su acuerdo poder completar las transferencias pendientes, hay una prioridad con Prisiones y la gestión del régimen económico de la Seguridad Social, que no es ruptura de la caja única, algo que defendía históricamente el PNV y ha supuesto una piedra en el camino para que no se llevara a cabo. Ahora esa piedra la han retirado y eso facilita el acuerdo desde el punto de vista político, otra cosa es determinar la cuantía.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos