Iglesias ve «terrible» que se prohíba un acto independentista en Madrid

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. / Efe

«El derecho de reunión y la libertad de expresión son bases constitutivas de la democracia», alerta

EFEMadrid

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, considera "gravísimo" y "terrible" que se haya prohibido la cesión de un local del Ayuntamiento de Madrid para la celebración de un acto a favor del referéndum de Cataluña el próximo domingo en el centro cultural Matadero, como pidió el PP en un recurso. "Creo que es gravísimo. El derecho de reunión y la libertad de expresión son bases constitutivas de la democracia; que se prohíba una reunión en 2017 en España creo que es algo gravísimo y terrible y nos tiene que alarmar a todos los demócratas", ha alertado.

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Iglesias ha recordado que aunque haya gente que pueda pensar "diferente" también tienen derecho a reunirse y a hablar y eso "no lo ha entendido el PP".

Más información

Preguntado por el hecho de que las autoridades de la Generalitat estén incumpliendo las resoluciones del Tribunal Constitucional sobre el referéndum ilegal del 1 de octubre, Iglesias ha insistido en que lo importante es que existe un problema político en Cataluña que debe ser resuelto políticamente. "Los problemas políticos no los resuelven ni la policía ni los jueces", ha proclamado el líder de Podemos, que ha lamentado que un "gobierno corrupto" como el del PP sea tan "enormemente torpe" para afrontar ese problema político.

Tras rechazar las "vías unilaterales", Iglesias ha insistido en su propuesta de una "consulta pactada" y "con garantías". "Que los catalanes decidan eso es lo normal, que decida la ciudadanía y no las multinacionales estadounidenses", ha remarcado Podemos, en referencia a una posible fuga de empresas de EE UU de Cataluña en el caso de que produzca la independencia.

Por otro lado, la alcaldesa de Madrid, Manuela Camena, ha avanzado que no se celebrará el acto, con independencia de que el juez decidiera aceptar las alegaciones a presentar por el Ayuntamiento. Ha explicado que el referéndum catalán de independencia no es ilegal.

La exjueza ha explicado que se trata de una medida cautelar con la que se toma la decisión sin escuchar a la parte afectada. "Nosotros cumpliremos rigurosamente la decisión del juez y no hay cesión alguna, no se hará en locales del Ayuntamiento el acto que nos ha pedido esa entidad", ha contestado a la prensa.

Carmena ha insistido en que el Ayuntamiento acata la decisión judicial "religiosa y escrupulosamente" aunque presentarán alegaciones dado que el juez no les ha escuchado y, por lo tanto, "no tiene conocimiento de ese acto". "Discrepamos del contenido de la decisión", ha remachado.

Libertad de expresión

Por su parte, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha explicado que presentarán alegaciones para "garantizar que todas las opiniones se puedan expresar, nos gusten más o menos".

Así lo ha explicado Maestre en el programa de Antena 3 Espejo Público, donde ha destacado que pese a que no existe posibilidad de recurso contra la decisión judicial de suspender la celebración del acto, sí presentarán alegaciones en las que el Ayuntamiento de Madrid explicará cuál es su posición con respecto a este asunto: "la defensa de la libertad de expresión". "Entendemos que la tarea de una institución democrática es garantizar que todas las opiniones se puedan expresar, nos gusten más o nos gusten menos. Eso es lo que hemos hecho autorizando el acto", ha mantenido.

En cuanto al acto en sí, ha señalado que no lo organiza el Ayuntamiento, sino un colectivo, "como decenas cada día". Para Maestre, que el acto fuera solicitado por el número 41 de la lista de Ahora Madrid en las pasadas elecciones de 2015, Pedro Casas, resulta "completamente irrelevante, ya que no está de ninguna manera en Ahora Madrid ni en coordinación ni en asambleas de barrios".

Además, ha recordado que hace unos meses el PP organizó en el Palacio de Cibeles un acto en contra del referéndum, y que el Ayuntamiento, entonces, le cedió el espacio.

La portavoz también ha asegurado que el Ayuntamiento "no tiene ninguna responsabilidad ni posibilidad de participación en los sucesos catalanes de los próximos días" y que tampoco tiene "una voz escuchada en el conflicto", sin embargo, ha explicado que lo que piden es "sentarse, escuchar y dialogar, y no echar más leña al fuego que es lo que hacen los independentistas y el Partido Popular". "Es evidente que en Cataluña existe un conflicto y que las partes no quieren escucharse y están inmersos en una escalada de tensión permanente", ha asegurado.

Por último, ha señalado que el Tribunal Constitucional "no ha suspendido la legalidad de ser independentista, afortunadamente vivimos en un país democrático". "Ha suspendido, que no ilegalizado, todos los actos que tienen que ver con la consulta del 1-O", ha explicado.

Fotos

Vídeos