Idoia Mendia: «La pelota está en el tejado de la izquierda abertzale»

Idoia Mendia, esta mañana en la Casa del Pueblo del barrio bilbaíno de La Peña/Luis Ángel Gómez
Idoia Mendia, esta mañana en la Casa del Pueblo del barrio bilbaíno de La Peña / Luis Ángel Gómez

La secretaria general del PSE ha visitado la Casa del Pueblo del barrio bilbaíno de La Peña, la más castigada por el azote del terrorismo de ETA

ANE ONTOSO

La secretaria general del Partido Socialista de Euskadi, Idoia Mendia, ha visitado esta mañana la Casa del Pueblo de La Peña, de Bilbao, una de las más atacadas por la violencia terrorista y ubicada en un barrio castigado de forma especial por ETA. Allí se ha encontrado con afiliados y simpatizantes y le han acompañado el ex lehendakari Patxi López, el ex consejero de Interior Rodolfo Ares, el secretario de Política Institucional del PSE-EE de Bizkaia Ekain Rico, además de Francisco Bizarro, 'Kiko', que junto a su mujer María Rosario De Pedro, vivieron el atentado que sufrió esta Casa del Pueblo en 2008.«La agrupación de La Peña es una agrupación especial para los socialistas vascos y también para los socialistas bilbaínos. Además el día de hoy es un día muy especial para nosotros porque, tal día como hoy hace nueve años, el Parlamento otorgaba la confianza al lehendakari Patxi López. Y ese otorgamiento de confianza y ese gobierno socialista cambió el rumbo de la Historia en Euskadi», ha explicado Mendia.

La secretaria ha lamentado que «todos los que fuimos a aquel gobierno fuimos amenazados por la banda terrorista». Ha recordado el asesinato del inspector de la Policía Nacional Eduardo Puelles, el intento de asesinato del escolta de un concejal y ha reprochado que, «cuando todavía llorábamos la muerte de Isaías Carrasco, la banda terrorista atacó esta Casa del Pueblo. Esta es la triste historia de ETA en resumidas cuentas en estos últimos 50 años». Según Mendia, «sobre lo que ocurrió ayer cerca de Bayona, hay que decir que nada ha cambiado en nuestras vidas. Si apartamos la propaganda y toda la parafernalia que rodeó el acto de ayer, no nos ha supuesto ningún cambio en nuestro día a día, ni a nosotros ni a nadie de la ciudadanía vasca».

«Nosotros vamos a seguir trabajando por la memoria, por la convivencia en este país sobre unas bases éticas sólidas porque se lo debemos a las víctimas fundamentalmente, que es de quien más me acuerdo yo en estos días», ha destacado. «El mínimo valor ético que exigimos para que el futuro de Euskadi merezca la pena es reconocer que matar fue injusto y que seamos capaces de hacerlo todos -ha insistido- y ahí la pelota está en el tejado de la izquierda abertzale».

La dirigente socialista, al ser preguntada por la dispersión de los presos, ha afirmado que «no creo que sea el momento de mezclar asuntos». «Con respecto a la política penitenciaria nosotros siempre hemos considerado que lo importante es la reinserción de los presos, para conseguir que reconozcan el daño causado y sean capaces de reinsertarse en esta sociedad reconociendo su pluralidad y su valores -ha subrayado-. Porque nosotros la gran victoria que tenemos frente a ETA es que hemos conseguido justo lo que pensaba combatir: erigir una sociedad plural y con valores».

El final de ETA

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos