Ibarretxe y Garaikoetxea lideran con la izquierda abertzale una nueva plataforma soberanista

Los exlehendakaris, Carlos Garaikoetxea, Juan José Ibarrtexe, junto al exsecretario general de LAB Rafa Díez Usabiaga y el abogado Iñigo Iruin, entre otros, durante la presentación de la iniciativa y el manifiesto «Demokrazia Bai!»/EFE
Los exlehendakaris, Carlos Garaikoetxea, Juan José Ibarrtexe, junto al exsecretario general de LAB Rafa Díez Usabiaga y el abogado Iñigo Iruin, entre otros, durante la presentación de la iniciativa y el manifiesto «Demokrazia Bai!» / EFE

Demokrazia bai! pide que se reconozca a los vascos como «pueblo y como nación» y aunar esfuerzos «al hilo del procès catalán»

ELI LÓPEZSan Sebastián

Juan José Ibarretxe y Carlos Garaikoetxea encabezan junto a la izquierda abertzale una nueva plataforma soberanista. Son los líderes de 'Demokrazia Bai!', iniciativa que reclama un «nuevo estatus» que reconozca a los vascos como «pueblo y como nación» y se relacione en términos de «igualdad» y «bilateralidad» con España. Los dos exlehendakaris eligieron ayer San Sebastián como escenario para presentar su manifiesto fundacional que, bajo el título 'Urgencia democrática', quiere ser un espacio de deliberación y divulgación plural.

Junto al exsecretario general de LAB, Rafa Diez Usabiaga, el abogado Iñigo Iruin, los exconsejeros del Gobierno Vasco Joseba Azkarraga y Anjeles Iztueta, el senador de Podemos Josetxo Arrieta, o el sindicalista Jesús Uzkudun, entre otros, y después de hacer un diagnóstico de la situación, Ibarretxe y Garaikoetxea aseguraron este viernes que la nueva plataforma soberanista llama a «abandonar la indiferencia, el distanciamiento» y retomar «el rastro de la conciencia crítica» para tomar la iniciativa y «requerir un nuevo estatus, inspirado en los principios del desarrollo humano sostenible aplicados a un país».

Todos ellos, junto a 70 personas vinculadas a la universidad, la cultura, la política o el periodismo, entre los que se encuentran el exgobernador civil de Vizcaya Daniel Arranz, el exrector de la UPV/EHU, Iñaki Goirizelaia, o los miembros de la izquierda abertzale José Luis Elkoro, Tasio Erkizia, o Eugenio Etxebeste 'Antton', exdirigente de ETA, suscriben el texto y forman parte de este «colectivo plural» que comparte la «inquietud» por la situación política actual.

En el manifiesto, destacaron que «el sistema español, que ya venía enfangado por la corrupción y sus políticas antisociales ante la crisis, por una erosión escandalosa del principio de separación de poderes y otros males no menores, revienta por todas sus costuras significativamente al hilo del procès catalán».

«Ofensiva sin precedentes»

Los firmantes del documento señalaron además que observan «una ofensiva sin precedentes de una justicia politizada por las corrientes ideológicas más autoritarias y conservadoras, el encarcelamiento de las ideas y de quienes las defienden», al tiempo que mostraron su preocupación por que «este proceso de regresión, esta corriente involucionista del régimen monárquico español cuente, por acción u omisión con el aval de Europa».

Tras advertir de que si el Estado español se mantiene en «la vía de la imposición» continuará siendo «un Estado fallido e inestable, un socio poco o nada recomendable», confiaron en que Europa «entienda esto más pronto que tarde» y contribuya a «introducir el régimen español por la senda de la democracia a la hora de resolver sus seculares carencias».

Asimismo, el colectivo Demokrazia Bai! llama a la sociedad vasca a «abandonar la indiferencia, el distanciamiento, a retomar el rastro de la conciencia crítica, del compromiso con la esperanza». Además, manifesó su voluntad de contribuir a la «rehabilitación de la política, a efectos sociales, para el cambio; a la restauración de la confianza y la ilusión colectiva». «Queremos hacerlo no para construir un muro de resistencia, sino para abrir una vía de transformación», añaden.

En este sentido, destacaron la amenaza de «un grave riesgo de regresión e involución del Estado». «Si agregamos el cuestionamiento de los estatutos actualmente vigentes en nuestras dos comunidades, puede ser el momento de asir un proyecto, nuevamente, desde una perspectiva de país y sociedad emancipada», afirmaron, para añadir que «está en nuestras manos resignarnos a otro largo ciclo político y contemporizar con los tiempos de asedio que se anuncian o plantar cara a la situación sin renunciar a nuestras aspiraciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos