Hospitalizan por un infarto a Mikel Otegi, el autor del doble crimen de Itsasondo

El preso de ETA se halla estable, según Etxerat, que denuncia que el alejamiento agrava este tipo de situaciones

DV SAN SEBASTIÁN.

Mikel Otegi Unanue, preso de ETA y autor del doble asesinato de dos ertzainas en Itsasondo en 1995, en un crimen previo a su integración en la banda, sufrió ayer un infarto en prisión y permanece hospitalizado en un hospital de Toledo. Su situación es estable, según la asociación de familiares de reclusos, Etxerat, que denunció que el alejamiento de los internos agrava de «manera cruel» la situación de los familiares.

El nombre de Mikel Otegi saltó a la palestra hace 22 años tras asesinar delante de su caserío de Itsasondo a dos ertzainas que le persiguieron al considerar que conducía de forma temeraria. El joven fue absuelto del crimen por un jurado popular, en medio de grandes tensiones y presiones en un clima marcado por la amenaza terrorista de aquellos años. Posteriormente, huyó hasta que en 2003 fue arrestado en el País Vasco francés integrado ya en ETA. Tras ser extraditado por Francia, la Audiencia Nacional le condenó a 34 años por el doble asesinato de los agentes Iñaki Mendiluze y José Luis González.

Preso en Ocaña I, el recluso guipuzcoano se sintió mal el miércoles por lo que fue trasladado al hospital. Sus familiares viajaron hasta Toledo, «a más de 500 kilómetros», denunció Etxerat, donde pudieron visitarle brevemente. El pasado 31 de julio, otro interno de ETA, Kepa del Hoyo, falleció tras sufrir un infarto en la prisión de Badajoz.

Fotos

Vídeos