«Cuando hice la primera prueba ciclista en moto fue lo más»

I. V. VITORIA.

Carlos Díaz Bada tiene muy frescos aún en su memoria los primeros pasos que dio como miembro de la Ertzaintza. Desde que comenzó hace más de tres décadas ha estado destinado en la unidad de Tráfico. Ahora trabaja en la comisaría de Oiartzun. Todavía se emociona cuando recuerda el momento en el que le llamaron para realizar su primer acompañamiento a una prueba ciclista. «Fue en el año 85, nos llamaron a reforzar la Vuelta al País Vasco». Todavía tiene guardado en su retina el vencedor de la contrarreloj «entre Beasain y Andoain en la que resultó ganador Sean Kelly», dice. La emoción se vuelve aún más grande a medida que recuerda aquel día. «Ni me lo creía. Estaba deseando de ir en la moto que era lo más en esa época. Era un sueño hecho realidad».

A pesar de la pasión con la que habla Carlos Díaz de su trabajo en la unidad de Tráfico, su hija Leyre parece que no va a seguir los pasos profesionales de su padre. «Me gusta más la seguridad ciudadana que es a lo que salimos cuando estamos haciendo las prácticas, y luego me gustaría llegar a Investigación si me dan la oportunidad». Eso sí, no cierra ninguna puerta. «Quiero probar todo, aunque Tráfico tiene el inconveniente de que es peligroso para los agentes porque siempre estás rodeado de coches y de camiones. Estás tú controlando todo».

Una circunstancia que corrobora su padre con las experiencias que ha vivido en primera persona. «Hace poco atropellaron a uno de mi promoción y de mi unidad de tráfico. El jefe que se acaba de jubilar se llevó uno de los disgustos más grandes de su vida. Pero nunca sabes cuándo te va a pasar, aunque estés atento te puede ocurrir».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos