Hacienda, a la espera del Senado para intervenir en Cataluña

Monrtoro, en el Congreso de los Diputados. / Efe

El departamento que dirige Cristóbal Montoro podría asumir más funciones en Cataluña en el marco del artículo 155 de la Constitución

David Valera
DAVID VALERAMadrid

El Ministerio de Hacienda está a la espera de las medidas que apruebe el Senado en el marco del artículo 155 de la Constitución para intervenir en Cataluña. Así lo ha explicado hoy el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, al recordar que tras la respuesta insuficiente del presidente de la Generalitat al Gobierno se pone en marcha la siguiente fase para restaurar “el orden constitucional” y recuperar el "autogobierno" en esa comunidad.

“Quedamos al requerimiento que se efectúe por el Senado”, ha manifestado Fernández de Moya durante su intervención en el XXVII Congreso de la asociación de inspectores de Hacienda (IHE). Unas medidas que serán acordadas por el Gobierno en un Consejo de Ministros extraordinario que se celebrará el sábado.

El papel del departamento que dirige Cristóbal Montoro es de los más relevantes a la hora de aplicar el artículo 155 de la Constitución, ya que podría suponer controlar las riendas de la Hacienda catalana. Una decisión que podría suponer la pérdida de competencias del vicepresidente y conejero de Economía y Hacienda de la Generalitat, Oriol Junqueras.

El Supremo rechaza la petición de la Generalitat de suspender la intervención de sus cuentas

El Tribunal Supremo ha rechazado suspender cautelarmente la intervención de los gastos de Cataluña por parte del Estado acordadas el pasado mes septiembre. Afirma que no hay riesgo de que la no suspensión vaya a causar perjuicios irreparables en el hipotético caso de que finalmente se dicte la anulación del acuerdo del Ejecutivo central y tampoco lo encuentran desproporcionado ni arbitrario.

La media cautelar había sido solicitada por la Generalitat de Cataluña mientras el alto tribunal resuelve sobre el fondo de dos recursos que tiene planteados ante este órgano contra dicho acuerdo y la orden que la desarrolla, respectivamente, que fueron acordados por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos los pasados 15 y 20 de septiembre, respectivamente.

En sendos autos dictados este jueves por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo no se acepta ninguno de los argumentos esgrimidos por la Generalitat para lograr que se suspendiese cautelarmente la decisión del Gobierno y Hacienda.

Así, destacan que no existe riesgo de que la no suspensión provoque la pérdida de la finalidad legítima del recurso ni que vaya a causar perjuicios irreparables. "Ni se producen efectos irreversibles, ni es imposible ejecutar una hipotética sentencia anulatoria del acuerdo impugnado", señalan los magistrados en sus resoluciones.

Resaltan además que el destino de los fondos públicos obtenidos a través del Fondo de Liquidez Autonómico debe ser ajustado a Derecho "y no es ajustado a Derecho que se destinen a financiar una actividad inconstitucional -el mencionado referéndum ilegal-", lo que refuerza la apariencia de legalidad del acuerdo ahora impugnado.

"Ni el perjuicio es irreparable, ni la recurrente prueba esta circunstancia y, porque las medidas adoptadas garantizan el interés general y de terceros al asegurar la prestación de los servicios públicos, y no se impide la reversión de la situación y la ejecución de una hipotética sentencia estimatoria", debe rechazarse la medida cautelar", resume uno de los autos dados a conocer.

En cualquier caso, el secretario de Estado ha recordado que Hacienda ya ha tomado varias medidas para controlar las finanzas públicas de la Generalitat ante la deriva independentista. La más importante tiene que ver con la retención de las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica, cuyo pago se hace directamente por el Gobierno central previa justificación por parte de la interventora general de Cataluña. “El objetivo es garantizar la prestación de los servicios públicos de los catalanes y asegurar que no se produce un desvío de dinero público para un proceso ilegal y anticonstitucional”, ha explicado.

Cuenta en el Banco de España

El último paso, hasta ahora, ha sido la creación de una cuenta en el Banco de España para gestionar los remanentes de las entregas a cuenta y cuyo titular es el Ministerio de Hacienda. Una operación para controlar el dinero que sobra del sistema de financiación y que se encuentra a la espera de que la Generalitat justifique los pagos para que el Gobierno los abone directamente para garantizar los servicios básicos, la nómina de los funcionarios o el pago a los proveedores.

Por último, el secretario de Estado ha agradecido el apoyo del PSOE y Ciudadanos en el conflicto de Cataluña y ha mostrado su respaldo a los inspectores de Hacienda de Cataluña. Un apoyo que también ha trasladado el presidente de la asociación de inspectores, José Luis Groba, quien ha tenido palabras de aliento para los compañeros catalanes: “Sois la avanzadilla. Vosotros sois nosotros”.

Fotos

Vídeos