Hacienda asume que no habrá Presupuestos antes de fin de año

NURIA VEGA MADRID.

Pese a que Mariano Rajoy confiaba en retomar las negociaciones de los Presupuestos de 2018 en «las próximas semanas», Hacienda ya ha asumido que no podrá aprobar el proyecto con las cuentas hasta pasadas las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña. La negativa del PNV a dialogar en plena crisis institucional ha obligado al Ejecutivo a aplazar la ley que sustenta ejercicio a ejercicio la legislatura. «Vamos a ser realistas -admitió ayer Cristóbal Montoro-, antes de que concluya el año lo veo francamente difícil».

Fuentes gubernamentales aseguran haber entendido perfectamente el mensaje de los nacionalistas vascos, que se esfuerzan por dejar claro que «no se dan las condiciones para abrir una negociación». La intervención de la autonomía catalana, sea o no, como pretende el Gobierno, de guante blanco, deja poco margen al PNV para orillar su discurso soberanista y alinearse con el Ejecutivo en el Congreso. Al menos de manera inmediata. «No tiene sentido forzar», comparten en la Moncloa, donde sostienen que el partido de Andoni Ortuzar sólo necesita tiempo. En todo caso, el retraso en los trámites presupuestarios no supone que el Gobierno descarte salvar las cuentas. El titular de Hacienda calcula que el proyecto podría pasar por el Consejo de Ministros y obtener el aval del Parlamento en los «primeros meses» de 2018. Eso desbarata el plan inicial, que contemplaba que el Ejecutivo diera luz verde a los Presupuestos en noviembre para su aprobación definitiva en enero. Ahora fuentes gubernamentales barajan que el proceso concluya incluso en marzo.

No es que el aplazamiento sea irrelevante, pero Montoro alega que también los Presupuestos de 2017 se votaron en el Congreso tarde.

Fotos

Vídeos