Los grupos abordarán el título preliminar del nuevo estatus sin cerrar el preámbulo

Los grupos abordarán el título preliminar del nuevo estatus sin cerrar el preámbulo

Se dan una semana más para limar diferencias sobre la introducción ante la imposibilidad de llegar a un consenso en las reuniones bilaterales

MIGUEL VILLAMERIEL SAN SEBASTIÁN.

Las diferencias que afloraron la semana pasada entre los grupos parlamentarios en la ponencia de autogobierno han alejado las posibilidades de consenso en torno al preámbulo de nuevo estatus, pero PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos quieren evitar que el debate se bloquee, por lo que ayer acordaron prolongar una semana más el margen para buscar puntos de encuentro. Este retraso provocará que la ponencia se reúna de nuevo mañana para empezar a trabajar sobre el título preliminar del nuevo estatus, el punto que debe seguir al preámbulo, sin haber perfilado antes un acuerdo sobre el texto introductorio, lo que no deja de ser curioso porque el segundo debe incluir necesariamente muchos de los conceptos que se reflejarán en el preámbulo. En cualquier caso, la mayoría de los grupos mostraron ayer su esperanza en lograr avances «en paralelo» a través de las reuniones bilaterales que están celebrando en los últimos días en el Parlamento. El PP es el único que hasta el momento no ha participado en ninguno de estos encuentros.

El peso de estas reuniones está recayendo en el PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, que celebraron sus primeros encuentros el jueves y viernes de la semana pasada, aunque ayer la coalición morada solicitó también una cita con el PSE, que los socialistas aceptaron. Sin embargo, la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, y su portavoz parlamentario, José Antonio Pastor, dejaron claro a los representantes de Elkarrekin Podemos que el PSE no entrará en una reforma que supere el actual ordenamiento jurídico. La coalición liderada por Podemos, mientras, insiste en que la participación de los socialistas es clave para que el preámbulo cuente con un consenso mínimo que fundamente el resto de los trabajos de la ponencia. PNV y EH Bildu, por su parte, aún no han solicitado una reunión bilateral al partido que lidera Idoia Mendia.

Mañana está prevista una nueva reunión de la ponencia de autogobierno después de la celebrada el pasado miércoles, en la que los grupos constataron la distancia que existe en estos momentos entre las diferentes posturas en torno a la redacción del preámbulo del futuro texto estatutario. La propuesta del PNV -que planteaba una relación «bilateral» y «confederal» con el Estado- solo fue respaldada por EH Bildu, mientras que Elkarrekin Podemos y el PSE consideraron que desbordaría el actual marco constitucional. El PP se desmarcó de ella desde el primer momento y anunció que no participaría en las negociaciones si la reforma va en esa dirección.

Elkarrekin Podemos, que alertó de un posible bloqueo de la ponencia si persisten propuestas «maximalistas» y avanzó que no apoyará un nuevo estatus únicamente con PNV y EH Bildu, fue el grupo que ayer propuso conceder una semana más a las posibilidades de acuerdo en torno al preámbulo, una iniciativa que aceptaron jeltzales e independentistas. De esta forma, la ponencia comenzará a debatir mañana sobre el título preliminar del nuevo estatus mientras los partidos tratarán de avanzar en paralelo sobre las bases del preámbulo.

Sin embargo, no se esperan grandes avances tampoco en esta nueva reunión de la ponencia, toda vez que la redacción del título preliminar deberá basarse en gran medida en la filosofía que contenga el preámbulo que ha quedado aparcado por el momento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos