La Gran Vía madrileña amanece con las primeras vallas para la ampliación del espacio peatonal

Se instalarán 700 barreras en 1.400 metros lineales de barreras y se señalizará la Gran Vía con 5.400 metros cuadrados más para los peatones en total, y un carril bus taxi y un ciclocarril por cada sentido

EUROPA PRESSMADRID

La Gran Vía de la capital ha amanecido este martes con las primeras barreras de seguridad peatonal, que empezaron a instalarse anoche para ampliar a partir del próximo viernes, coincidiendo también con las Navidades, el espacio destinado a los peatones.

La instalación de estas vallas se hace en turnos de 23 a 7 horas, y durará cuatro noches, de modo que la ampliación estará disponible a partir de este viernes.

Según ha informado el Ayuntamiento, se instalarán 700 barreras en 1.400 metros lineales de barreras y se señalizará la Gran Vía con 5.400 metros cuadrados más para los peatones en total, y un carril bus taxi y un ciclocarril por cada sentido.

La colocación de estas barreras de casi 800 kilos de peso requiere la utilización de carretillas elevadoras, por lo que, con el apoyo de Policía Municipal se realizarán ocupaciones puntuales de la calzada en horario nocturno, manteniendo la circulación abierta en ambos sentido en todo momento.

Un helicóptero vigilará las aglomeraciones navideñas en Madrid

Un helicóptero de la Policía Nacional vigilará las aglomeraciones y los eventos más multitudinarios de la Navidad en Madrid, enviando imágenes en directo para valorar la situación, mientras que el Ayuntamiento pondrá en marcha su propio centro de coordinación de seguridad en Cibeles.

Se trata de un plan genérico en el que no se han detallado, ya que se hará más adelante, en reuniones específicas, los dispositivos concretos para las "preuvas", la Nochevieja o la Cabalgata de Reyes.

El dispositivo será similar al del año pasado y se desarrollará en un escenario de alerta 4 antiterrorista reforzada desde los atentados de agosto en Cataluña en el que se incrementará la presencial policial en las calles, la vigilancia en los centros de transporte y de determinados eventos, se agilizarán los trámites de las denuncias e se incrementarán los niveles de colaboración entre las administraciones.

Se colocarán bolardos y otros elementos disuasorios para evitar atentados tanto en el centro como en otros distritos y no se permitirá la circulación de vehículos de más de 3.500 kilos.

El operativo se ha dividido en tramos y cada noche se trabajará en uno de ellos, instalando las barreras de separación y las plataformas para garantizar la accesibilidad en las paradas de autobús, además de la señalización correspondiente.

La primera noche, ayer, se trabajó en la acera de impares entre plaza de España y la red de San Luis. Esta noche se completará entre Red de San Luis y Alcalá en ambos sentidos. El miércoles por la noche, se trabajará entre Hortaleza y Tudescos; dejando para la noche del jueves el tramo entre Tudescos y San Bernardo, y los últimos trabajos de señalización.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos