El Gobierno Vasco no reconoce la república catalana porque el Parlament «no declaró» la independencia

El Gobierno Vasco no reconoce la república catalana porque el Parlament «no declaró» la independencia

El portavoz del Ejecutivo autónomo, Josu Erkoreka, tilda en el pleno del Parlamento vasco de «desproporcionada» la detención de parte del Govern después de que EH Bildu haya comparado la situación de los consellers con la dispersión de los presos de ETA

OCTAVIO IGEA

«El documento que aprobó el Parlament dice lo que dice y no dice lo que no dice». El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado este viernes por la mañana que no se puede reconocer la república catalana porque los impulsores de la ruptura con el Estado no declararon la independencia en el pleno celebrado el pasado 27 de octubre. «El texto que impulsaron declara el inicio del proceso constituyente pero nada más», ha defendido Erkoreka durante una comparecencia en la Cámara de Vitoria antes de sugerir que los secesionistas catalanes llegaron hasta donde quisieron llegar. «No creo que se equivocaran al escribir, fue una decisión consciente ante las posibles consecuencias políticas y jurídicas».

Ante la ausencia del lehendakari, de viaje oficial en Canadá, Erkoreka ha sido el respondable de responder a EH Bildu, que durante el pleno de control que celebra el Parlamento ha reclamado al Gobierno autonómico que avale el nuevo estado catalán. Los soberanistas también intentarán dentro de un par de semanas que la Cámara haga lo propio, pero el primer intento no ha tenido éxito. «No miren hacia otro lado y reconozan la república de Cataluña», ha pedido la soberanista Jasone Agirre antes de asegurar que la coalición sería «muy generosa» si el Ejecutivo hace ese gesto.

Pero no ha ocurrido. Erkoreka ha tildado como «desproporcionado, innecesario y contraproducente» el encarcelamiento de parte del Govern tras asegurar que la decisión de la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela «no tiene una base consistente». Las mismas dudas le genera la DUI ya que a su juicio el Parlament no llegó a ese punto hace justo una semana. «Respeto las decisiones de las instituciones catalanas me gusten o no o fuesen lo que haríamos nosotros o no», ha concedido el portavoz antes de asegurar que «lo importante» ahora mismo en Cataluña son «las elecciones» convocadas el 21-D. «Elecciones autonómicas, no constituyentes», ha recalcado.

Según Erkoreka, en Cataluña «solo se habla de eso (de los comicios)» y la mayor parte de las principales fuerzas independentistas y sus líderes «ya están haciendo movimientos para participar», por lo que ha pedido «respeto para las decisiones de los actores políticos». Ante la insistencia de Jasone Agirre -«se necesitan políticos no respuestas jurídicas ininteligibles», le ha reprochado-, el portavoz del Gabinete Urkullu ha insistido en que la DUI «no ha ocurrido» y se ha adherido a los postulados del lehendakari reclamando una salida «dialogada, realista y legal» a la crisis catalana que evite «cualquier fractura social».

Rajoy y la Inquisición

La respuesta de Erkoreka ha llegado tras una dura intervención de la parlamentaria de EH Bildu, que ha llegado a comparar la situación de los consellers de la Generalitat detenidos con la de los presos de ETA y su dispersión. «Ahora van a conocer la política vengativa (del Estado) y la cultura carcelaria: coger a los hijos y hacer kilómetros para ver a nuestros seres queridos». Agirre ha ido más allá en el símil y ha dicho que la cárcel es «parte del patrimonio cultural y material vasco». «Una de las cosas que más me ha sorprendido al llegar al Parlamento es saber cuántos de mis compañeros han estado en prisión», ha asegurado ante las quejas de la bancada del PP. «Aquí no gobiernan así que déjenme hablar porque no me pueden aplicar el 155», ha respondido la soberanista.

Tras lamentar que España «no defrauda con sus amenazas» Jasone Agirre, que ha defendido la «legitimidad» del Govern para «defender sus ideas sin ser encarcelado», también ha hecho un paralelismo entre la labor de la Inquisición en la Edad Media y la del Gobierno de Rajoy. «Unos perseguían en nombre de Dios y una cruz en la mano y ahora lo que llevan en la mano es la Constitución».

Fotos

Vídeos