El Gobierno, sobre Puigdemont: «Está claro que no quiere dialogar»

El Gobierno, sobre Puigdemont: «Está claro que no quiere dialogar»

El ministro ha subrayado que «cuando uno no viene a los sitios es porque no quiere hablar», «no quiere dialogar» y «no quiere atender a los requerimientos»

EUROPA PRESSMadrid

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, considera que la decisión del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de no acudir al Senado para exponer su posición contraria a la aplicación del artículo 155 de la Constitución evidencia que "no quiere hablar". "Está claro que el señor Puigdemont no quiere dialogar", ha enfatizado.

Así se ha pronunciado Méndez de Vigo, a su entrada en la Comisión de Educación del Congreso, después de que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, haya notificado a los grupos que el presidente de la Generalitat no comparecerá en el Senado el jueves por la tarde para abordar la aplicación del artículo.

Más información

El ministro ha subrayado que "cuando uno no viene a los sitios es porque no quiere hablar", "no quiere dialogar" y "no quiere atender a los requerimientos". De hecho, ha subrayado que ésa es la actitud que llevan viendo "desde el principio" porque ya en enero se le invitó a acudir a la Conferencia de Presidentes pero dejó "la silla de Cataluña vacía".

De la misma manera, ha recordado que antes del verano también se le invitó a acudir al Congreso de los Diputados, donde reside la soberanía nacional, para exponer su proyecto y buscar apoyos si lo que quería era "modificar el artículo 2 de la Constitución" y "hacer un pretendido referéndum de autodeterminación". Según ha añadido, entonces tampoco acudió a la Cámara Baja.

Por eso, el portavoz del Ejecutivo ha subrayado que no le "sorprende" que ahora también rechace acudir al Senado, donde se está tramitando el acuerdo del Gobierno al amparo del artículo 155 de la Constitución, y ha reiterado que ese comportamiento deja "claro" que el presidente de la Generalitat "no quiere dialogar".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha afirmado este miércoles que le parece "mala idea" que Puigdemont no acuda al Senado porque se le había ofrecido la posibilidad de dialogar.

"Me parece mala idea porque nosotros siempre hemos estado ofreciendo diálogo en la sede de la legitimidad popular, que no venga me parece una mala idea", ha dicho a su llegada a la sede de la Universidad CEU, donde ha ofrecido una conferencia sobre los retos de Europa.

Fotos

Vídeos