El Gobierno retrasa la aprobación de los Presupuestos ante la «situación política»

Mariano Rajoy, ayer. / Afp

Montoro alega que «en los tiempos que corren» hay que entender que se sea menos rígido con los plazos y alega que hace falta más tiempo para negociar

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

El Gobierno no aprobará mañana, como estaba previsto, los Presupuestos Generales del Estado. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha informado este mediodía de que en las actuales “circunstancias” y dada la “situación política” el Consejo de Ministros postergará la decisión hasta, probablemente, el próximo viernes 29 de septiembre. Eso significa que se apurarán hasta el extremo los plazos constitucionales, aunque Montoro ha llegado a afirmar que “en los tiempos que corren no se puede interpretar que los plazos sean rígidos”.

El artículo 134.3 de la Carta Magna establece que el Gobierno deberá presentar las cuentas públicas ante Congreso “al menos tres meses antes de la expiración de las del año anterior”. Dado que su vigencia llega hasta el 31 de diciembre, la fecha tope para la entrada del proyecto en la Cámara baja es el 30 de septiembre. En el Ejecutivo insisten en que habrá que ver el calendario, pero no descartan que aún se pueda llegar a tiempo si , de forma extraordinaria, el registro se realiza el sábado.

El anuncio de este aplazamiento llega justo después de que el PNV, socio clave para la aprobación de las últimas cuentas, escenificara su rechazo frontal a la respuesta dada por el Estado al desafío secesionista. Montoro, en todo caso, ha negado que exista un vínculo directo entre su decisión y este asunto y ha alegado que simplemente cree necesario disponer de más tiempo de negociación no sólo con las fuerzas políticas sino también con los agentes sociales. “En esta situación de minoría parlamentaria no puede venir (al Congreso) nada que no esté suficientemente bien asentado”, ha dicho.

En este momento, sólo Ciudadanos se ha mostrado claramente dispuesto apoyar los presupuestos si el Gobierno acepta una rebaja del IRPF ya comprometida. Albert Rivera ha avanzado, de hecho, que existe ya “un principio de acuerdo”. Con el resto de fuerzas no parece haber grandes avances. En todo caso, Montoro se ha mostrado confiado en que la ley salga adelante “justo a final de año”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos