El Gobierno de Rajoy exigirá a ETA una fórmula de disolución inequívoca para acercar a los presos

El Gobierno de Rajoy exigirá a ETA una fórmula de disolución inequívoca para acercar a los presos
MICHELENA

El ministro de Interior, de visita en Euskadi, transmite que mantendrá la dispersión hasta que la banda no decrete su desaparición «sin eufemismos»

JORGE SAINZSAN SEBASTIÁN.

El Gobierno central solo aceptará una «disolución de ETA clara y rotunda, sin eufemismos» para comenzar a mover ficha con los presos. La visita ayer a Euskadi del ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, que se reunió con mandos de Policía Nacional y Guardia Civil, sirvió para transmitir internamente las exigencias del Ejecutivo de Mariano Rajoy en un contexto en el que en los próximos meses se prevé que ETA decrete su «desmovilización», lo que supondrá su desaparición definitiva. A la espera del término que emplee la organización ya desarmada, que no parece que vaya a ser el de «disolución», desde el Gobierno del PP adelantan que no aceptarán cualquier formulación por parte de la banda si no implica su final «inequívoco», según fuentes gubernamentales solventes consultadas por este periódico.

Zoido celebró una intensa jornada repartida entre Vitoria y San Sebastián. En la capital alavesa presidió la toma de posesión del nuevo jefe superior de la Policía Nacional en el País Vasco, José Antonio Santamaría, mientras que en el acuartelamiento de Intxaurrondo participó en un acto privado de reconocimiento a agentes de la Guardia Civil a primera hora de la tarde.

El ministro fue escueto a la hora de referirse a la situación actual de los presos de ETA y a su reciente anuncio de reconocer el daño causado y mantener encuentros con las víctimas. Zoido se limitó a recordar al colectivo EPPK que el derecho a la reinserción aparece recogido en el ordenamiento jurídico, y que, «quien quiera reinsertarse sabe que tiene que cumplir con una serie de requisitos, tener una serie de reconocimientos y, a partir de ahí, vendrá la aplicación estricta de unas normas». «Todo el mundo tiene que cumplir con la norma», insistió.

Más allá de ese mensaje genérico, y según ha podido saber este periódico, Zoido transmitió durante su visita que el Gobierno central va a mantener la dispersión hasta que ETA se disuelva. La desaparición de la banda se prevé para los próximos meses, una vez que acabe el debate interno abierto por la banda, aunque se desconoce la formulación. No obstante, el Ejecutivo de Mariano Rajoy avisa de que no vale con que la organización se declare simplemente «desmovilizada» en aplicación de los estándares internacionales de la DDR (desarme, desmovilización y reintegración), según los medios consultados. Al Gobierno de Madrid no le satisface esa fórmula, que considera un «eufemismo», y exigirá una desaparición «clara, rotunda y formal» para poner fin a la dispersión. A la espera de la decisión que adopte ETA, fuentes conocedoras de los entresijos del debate de la banda prevén que, efectivamente, su anuncio sea lo suficientemente contundente como para que quede claro que la organización desaparece para siempre del escenario político vasco y se abre un nuevo ciclo sin ella.

Gestos de Francia

El Gobierno español prevé, al mismo tiempo, que Francia no va a proceder a acercamientos de presos hasta que ETA cierre la persiana, pese a la interlocución abierta por París, a través del Ministerio de Justicia, con una delegación vascofrancesa para abordar el final del alejamiento. El presidente español presume de que su interlocución en materia penitenciaria es directamente con el líder galo, Emmanuel Macron, por lo que Madrid entiende que el Gobierno francés mantendrá su tradicional «lealtad» y no hará nada sin consultarle antes. El Ministerio de Justicia galo no pone la disolución de ETA como condición previa para efectuar algunos acercamientos, que además no ve con malos ojos, pero admite que la desaparición de ETA le ayudará a promover una política carcelaria más audaz y coordinada, a su vez, con el gabinete de Rajoy.

El término de «desmovilización» que baraja la banda no satisface al PP SEMÁNTICA

ETA garantizará que su desaparición es definitiva y cierra su ciclo histórico DEBATE INTERNO

Zoido responde a los presos que deben atenerse a los requisitos de la ley PROPUESTA DEL EPPK

Con el mensaje transmitido desde el Gobierno central, queda claro que el Ministerio de Interior pone la presión en el tejado de ETA y que no habrá novedades hasta que la banda aclare definitivamente sus intenciones en estos próximos meses, antes de julio, según ha avanzado el Foro Social Permanente encargado de impulsar un proceso de paz. El propio lehendakari, Iñigo Urkullu, confió ayer en que ETA se disuelva este 2018 y los presos reconozcan el daño «injusto», matizó. La visita a Euskadi sirvió al ministro Zoido también para mantener un encuentro con la consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, amén de visitar el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo en la capital alavesa.

También fue interrogado por el bloqueo de la AP6 en Segovia por las nevadas y defendió al director de la DGT, Gregorio Serrano, como un hombre «muy trabajador».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos