El Gobierno pide al PNV no bloquear los Presupuestos porque las inversiones en Euskadi podrían retrasarse

El delegado del Gobierno central en el País Vasco, Javier de Andrés, en una rueda de prensa/
El delegado del Gobierno central en el País Vasco, Javier de Andrés, en una rueda de prensa

El delegado del Gobierno central en el País Vasco presenta las partidas de las Cuentas del Estado para Euskadi y asegura que generarían 7.000 empleos

AINHOA MUÑOZ

Con el calendario a contrarreloj, la única baza que le queda al Gobierno central para tratar de sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) es pedir al PNV que deje a un lado su posición, hasta ahora inamovible, y facilite con sus cinco diputados la aprobación de unas Cuentas que, entre otras cosas, prevén una inversión de 509 millones de euros en Euskadi.

El delegado del Gobierno central en el País Vasco, Javier de Andrés, ha advertido este miércoles directamente al PNV de que "no se puede quedar al margen" ni debe "bloquear" la aprobación de los Presupuestos, sobre los que ha asegurado que son necesarios "para Euskadi y para el conjunto de España".

De Andrés ha presentado en una rueda de prensa en Vitoria las inversiones que el proyecto presupuestario de 2018 prevé para Euskadi, que ascienden a 509 millones de euros, un 32% más que la suma recogida en las Cuentas del año pasado. Gran parte de las partidas irían destinadas al Tren de Alta Velocidad, pero también hay inversiones para el Puerto de Pasaia, la intermodal de Lezo, el aeropuerto de Hondarribia, la cárcel de Zubieta e incluso para la torre del Buen Pastor, entre otros.

«Está comprobado que con cada millón presupuestado se generarán 14 empleos, así que estas Cuentas crearían 7.000 empleos en Euskadi»

Para reforzar su argumento en favor del proyecto de presupuestos, De Andrés ha asegurado que «está comprobado que con cada millón presupuestado se generarán 14 empleos, así que estas Cuentas crearían 7.000 empleos en Euskadi».

Además de dar a conocer las principales inversiones presupuestadas para Euskadi, el delegado del Gobierno ha emplazado al PNV, cuyos votos pueden resultar determinantes para la aprobación o rechazo de las Cuentas estatales en el Congreso de los Diputados, a facilitar la aprobación de los PGE.

El PNV, mientras tanto, sigue manteniendo que no se sentará en la mesa de negociación con el PP mientras siga vigente el artículo 155 de la Constitución en Cataluña y las instituciones catalanas se mantengan intervenidas. Fuentes jeltzales, en cualquier caso, reconocen que el PNV está analizando ya el contenido del proyecto. Sobre todo para comprobar si las partidas plurianuales pactadas en las Cuentas del año pasado siguen contempladas en las de 2018. A este respecto, De Andrés ha reconocido que si el PNV bloquea las Cuentas las inversiones previstas se verían, si no paralizadas, al menos sí retrasadas, ya que la falta de Presupuestos genera inestabilidad y las obras no irían "al mismo ritmo".

El PNV, en todo caso, está dispuesto a apurar el tiempo hasta el último minuto para decidir si finalmente presenta una enmienda a la totalidad para devolver el proyecto presupuestario. Tienen de plazo hasta el próximo 20 de abril, fecha tope para presentarla. Frente a esa posición de los jeltzales, De Andrés ha asegurado que los Presupuestos "convienen" y resultan "necesarios" para el País Vasco y para "el conjunto de España", por lo que ha advertido al PNV de que no debe "bloquear" la "oportunidad" de empleo y generación de riqueza que suponen para Euskadi las inversiones recogidas en el proyecto de Presupuestos, y ha opinado que la cuestión catalana no debe influir.

También se ha referido a la "estabilidad" presupuestaria lograda en el País Vasco, donde el PP posibilitó con su abstención pactada las Cuentas para este año del Ejecutivo vasco de coalición entre PNV y PSE. "Ojalá se reeditara en el Congreso de los Diputados la misma mayoría que dio unos Presupuestos al Gobierno Vasco", ha afirmado.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos