El Gobierno asume que el PNV no negociará las Cuentas hasta que la crisis catalana se apacigüe

Rajoy y Urkullu, en el Palacio de La Moncloa en 2014/IGNACIO GIL
Rajoy y Urkullu, en el Palacio de La Moncloa en 2014 / IGNACIO GIL

La incertidumbre ralentiza el diálogo presupuestario y reuniones clave como la de Erkoreka y Sáenz de Santamaría para tratar las transferencias pendientes

AINHOA MUÑOZ SAN SEBASTIÁN

El PNV lo ha venido advirtiendo por activa y por pasiva, y su posición se mantiene inamovible: no emprenderá una negociación con el Gobierno central para pactar los Presupuestos Generales del Estado hasta que no se calme la crisis catalana. Y, a estas alturas, el Ejecutivo de Mariano Rajoy asume con serenidad que hasta que no se apacigüen las aguas en Cataluña no podrá contar con el respaldo de los cinco escaños jeltzales, claves para sacar adelante las Cuentas estatales.

El PNV se muestra predispuesto a favorecer la estabilidad del Gobierno central y a entrar incluso en una negociación presupuestaria, como publicó el miércoles este periódico, siempre y cuando se den las condiciones para ello. ¿Y cuáles son esas líneas rojas? Retirar la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y que el Gobierno central favorezca con su actitud un escenario de menor tensión política.

Por eso, y a sabiendas de que la formación liderada por Andoni Ortuzar no moverá ficha hasta que no se alumbre un nuevo escenario político en Cataluña, fuentes gubernamentales aseguran que el gabinete de Rajoy ha optado por mantenerse a la espera de los tiempos que ha marcado el PNV para sentarse formalmente en la mesa de negociación y tantear a los peneuvistas como posibles futuros socios en los Presupuestos.

«El PNV no tiene nada que decir ni hacer hasta que el PP no cambie su actitud en Cataluña»

«El PNV no tiene nada que decir ni hacer hasta que el PP no cambie su actitud en Cataluña» jokin bildarratz

Esta semana ha sido el portavoz del PNV en el Senado, Jokin Bildarratz, quien ha reiterado la negativa a hablar sobre las Cuentas del Estado hasta que el PP «no cambie su actitud en Cataluña». Y habló de 'actitud' porque, aseguró, el cambio de estrategia del Ejecutivo central no pasaría solamente por retirar el artículo 155 de la Constitución. «El 155 es una muestra, pero vamos a ver cómo se conforma el Gobierno de Cataluña, porque en el Senado se aprobó que, una vez que se conforme el nuevo Gobierno, ya el 155 decae, lo que no quiere decir que la actitud del PP, del PSOE y de Ciudadanos decaiga en su relación con Cataluña», aseguró en una entrevista en Onda Vasca.

A su juicio, hay que ver cómo evoluciona el escenario político catalán, porque para que el PNV pueda llegar a entenderse con el PP en materia presupuestaria, apuntó Bildarratz, «la ciudadanía vasca nos tiene que entender». Por eso, insistió en que en tanto en cuanto no cambie el talante del Gobierno de Rajoy respecto a la situación en Cataluña «nosotros no tenemos nada que decir o hacer».

Aún así, desde el Gobierno de Rajoy confían en que en un futuro no muy lejano el PNV acabe finalmente dando su brazo a torcer y, al menos, se disponga a abrir una negociación presupuestaria.

Separar de las transferencias

La única realidad es que la vorágine que aún vive Cataluña tras los comicios del pasado día 21 ha dejado en suspenso no solamente la negociación sobre los Presupuestos Generales del Estado, sino también la negociación que los gobiernos vasco y central preveían iniciar hace ya unos meses para tratar las transferencias pendientes que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu viene reclamando, especialmente la de Prisiones y el régimen económico de la Seguridad Social.

Es más, la anunciada reunión entre el consejero vasco de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, y la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, para tratar las transferencias pendientes aún no se ha producido. Las mismas fuentes aseguran que, precisamente, la agenda política se ha visto monopolizada por la crisis catalana, que no ha hecho sino «ralentizar» el resto de cuestiones. Erkoreka, eso sí, insiste en que hay que «disociar» la negociación de las transferencias pendientes entre los gobiernos vasco y español de la de los Presupuestos con el PNV.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos