Geroa Bai se enfrenta a sus socios de gobierno por su defensa del corredor navarro del TAV

Bildu, Podemos e I-E, contrarios al proyecto, amenazan con no apoyar el presupuesto porque contempla partidas para el tren de alta velocidad

A. V. PAMPLONA.

Geroa Bai sigue defendiendo el corredor del TAV pese a la postura contraria de sus socios de gobierno, que ayer pusieron en jaque a la formación que lidera el territorio foral con Uxue Barkos a la cabeza. Las declaraciones del vicepresidente de Desarrollo Económico del gobierno foral, Manu Ayerdi, lo dejaron claro ayer, cuando afirmó que esta obra de transporte público es «un proyecto estratégico para Navarra, que está recogido como tal en el acuerdo programático, y que responde al interés general de la sociedad».

Ayerdi se pronunció así después de que el lunes los portavoces de EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra advirtieran de que no están dispuestos a dar su apoyo a los presupuestos forales de 2018 si en ellos se incluye financiación para un tren de alta velocidad, cuya sostenibilidad y necesidad cuestionan.

Si este mismo lunes se barajaba que la postura de sus socios podía hacer variar la postura de Geroa Bai e inclinar a la formación a ganar tiempo, Ayerdi afirmó ayer que desde el Ejecutivo foral, y en la parte que le toca, «sigue trabajando para que el proyecto, que insisto en que es estratégico y de interés general, pueda ser una realidad en todos sus términos: corredor desde la Y vasca hasta Zaragoza; mixto (pasajeros y mercancías), con capacidad y estándares».

Discrepancia

La discrepancia interna es patente, tanto que en la propia comunidad foral de Navarra se ha hablado de que Geroa Bai podría haberse echado atrás en el apoyo incondicional a este proyecto que sus socios rechazan, así como a la firma de un convenio con el Estado que le ha sido ya reclamado desde el ministerio de Fomento.

Como ejemplo, el portavoz de la formación de Barkos, Koldo Martínez, dijo el lunes, tras la advertencia presupuestaria, que sería bueno organizar un cierto movimiento de participación ciudadana, «en el que agentes sociales y sindicales puedan dar su opinión».

Las declaraciones de Ayerdi de ayer parecen disipar cualquier duda sobre la postura de Geroa Bai, aunque no aclaró si enviará su propuesta de convenio a Fomento antes del domingo, tal y como le ha solicitado el Ministerio.

Éste, que estaría dispuesto a comenzar las obras el año que viene, planteó un primer acuerdo para esa plataforma con doble vía de ancho internacional entre Castejón y Esquíroz que costará 890 millones que permitirá la conexión con Zaragoza y con el tramo vasco. El gobierno foral pretende ampliar el convenio para que afecte también a las conexiones y para modificar la forma de pagos.

Fotos

Vídeos