Francia iniciará el acercamiento de los presos que tengan las condenas menos graves

Decenas de miles de personas pidieron el sábado en Bilbao el acercamiento de presos. / IGNACIO PÉREZ
Decenas de miles de personas pidieron el sábado en Bilbao el acercamiento de presos. / IGNACIO PÉREZ

El Ejecutivo galo estudiará los dossiers de los reclusos de forma invidual y llevará a cabo los traslados en pequeños grupos | Zoido cree que «algunos quieren utilizar» la decisión gala «para maquillar la derrota de ETA»

J. SAINZ / J. ARTOLA

. La decisión del Gobierno francés de iniciar en las próximas semanas el acercamiento de los presos de ETA a las cárceles próximas al País Vasco francés -los primeros movimientos afectarán a los condenados por delitos menos graves- ha introducido una nueva pieza en el complejo tablero del final de la violencia y, sobre todo, ha ofrecido un argumento novedoso a quienes defienden que el Gobierno español actualice su política penitenciaria y ponga término a la dispersión.

El Ejecutivo francés, según ha podido saber este periódico, se plantea llevar a cabo estas medidas con carácter prioritario con aquellos reclusos de ETA que estén condenados por los delitos menos graves, aquellos que han cumplido al menos dos terceras partes de su condena y los que sufren alguna enfermedad en prisión. La iniciativa comenzará a llevarse a cabo en las próximas semanas en pequeños grupos, aunque el Ejecutivo galo ha dejado claro que las peticiones de los reclusos deberán ser individualizadas y que el estudio de cada demanda también responderá a estos criterios.

De hecho, Francia dispone ya de todos los dossiers de los reclusos para adoptar decisiones. Hasta un total de sesenta presos de la organización terrorista se encuentran distribuidos en distintos centros penitenciarios del Estado francés. Según publicó ayer el diario Sudouest, el próximo 24 de enero tendrá lugar una reunión entre la directora de gabinete del ministro de Justicia, Helene Davo, con representantes de colectivos que trabajan por el fin de la dispersión y, en concreto, de la plataforma Artesanos de la Paz, que en su momento llevaron a cabo una labor de trastienda para impulsar la escenificación del desarme ante las autoridades judiciales francesas. Davo es también la interlocutora natural con el Gobierno Vasco en esta materia, que ha saludado positivamente la posición de las autoridades galas. La cita del día 24 se antoja clave para examinar la situación y dar luz verde a las primeras decisiones.

Zoido pide el máximo consenso para adaptar la actual legislación penitenciaria

En esta dirección, el ministro del Interior, José Ignacio Zoido, motró ayer su cautela ante el anuncio de esta iniciativa francesa, que quiso relativizar. Zoido mantuvo ayer en una entrevista en El Correo el mismo discurso sobre la política penitenciaria al asegurar, en relación con el anuncio del Ejecutivo francés de iniciar los acercamientos, que «algunos quieren aprovechar la decisión de Francia para maquillar la sinrazón del terrorismo». Sin embargo, tampoco cerró ninguna puerta a una revisión de la política respecto a los presos si se logra el máxino consenso en torno a una modernización y adaptación de la actual legislación penitenciaria.

Zoido evitó en todo caso polemizar con la estrategia adoptada por el Gobierno de Emmanuel Macron y ensalzó abiertamente la colaboración antiterrorista con la República francesa, que consideró que ha sido «una clave de su derrota». También tuvo palabras de agradecimiento a la labor de las fuerzas de seguridad galas y a su compromiso contra ETA, «un esfuerzo de un país amigo y aliado que ha salvado miles de vidas de ciudadanos españoles. Nunca debemos olvidarlo».

Peticiones individuales

El ministro del Interior recalcó que existe una colaboración permanente con Francia en todos los ámbitos y reconoció, en relación al acercamiento de los reclusos, que «ha habido una serie de peticiones de presos, que Francia analiza y da respuesta en función de su propia legislación, caso por caso, sin que responda a un criterio colectivo ni a cambios de postura, como quierere hacernos creer algunos. Unos para intentar paliar rédito político y otros para intentar paliar su derrota y la sinrazón del terrorismo», precisó el ministro.

Zoido se mostró en este sentido tajante sobre la necesidad de los presos de ETA de reconocer el daño causado. «Aquellos que emplearon el dolor y el terror, derramaron tanta sangre y y causaron tanto dolor a tantas familias, tienen que reconocer que fueron los culpables», declaró. En ese sentido, el ministro del Interior aseguira que los presos no solo deben reconocer el daño causado, sino tambien «expresar su voluntad de no pertenecer a ETA, mostrar arrepentimiento y responder de las obligaciones civiles y de las deudas». Insistió también en que solo queda la disolución de ETA y rechazó que a este respecto se empleen términos ambiguos.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos