Francia entrega al único preso de ETA en Mont-de-Marsan

El traslado se produjo el pasado viernes por una euroorden de la Audiencia Nacional para juzgarlo por enaltecimiento del terrorismo

FERNANDO ITURRIBARRÍAPARÍS.

Las autoridades francesas han entregado a las españolas a José Javier Oses Carrasco 'Jotas', el único preso de ETA que se encontraba recluido en la cárcel de Mont-de-Marsan (Las Landas), la más cercana a Euskadi. El traslado a la prisión madrileña de Soto del Real se produjo el pasado viernes en virtud de una euroorden de la Audiencia Nacional para juzgarlo por enaltecimiento del terrorismo durante la Korrika-2009 en Pamplona.

Detenido en junio de 2012 en Albi, Oses cumplía condena en Francia por haber pertenecido al aparato logístico-militar de ETA. El pasado 9 de noviembre había sido trasladado a Mont-de-Marsan, donde entonces no había ningún otro interno etarra, desde el penal de Fleury-Mérogis, situado en la periferia de París.

Una semana después, el 17 de noviembre, la directora de la cárcel landesa y su adjunta recibieron a los diputados Vincent Bru y Fabien Lainé, pertenecientes a En Marche!, la mayoría parlamentaria del presidente de la República, Emmanuel Macron. Las funcionarias comentaron a sus interlocutores que en el establecimiento había 50 plazas libres, pero únicamente previstas para hombres.

Oses cumplía en Francia condena por haber pertenecido al aparato logístico-militar de ETA

Tras la entrega de Oses, en Francia quedan 58 presos de ETA de los que 13 son mujeres. Se encuentran distribuidos en 18 establecimientos. El más lejano es el de Clairvaux, situado a 939 kilómetros del puesto fronterizo de Biriatou.

Lannemezan es el más cercano, a 207 kilómetros de ese punto, pero tampoco cuenta con sector femenino. En sus celdas hay en la actualidad seis internos etarras, dos de ellos vascofranceses. Junto con Mont-de-Marsan (a 137 kilómetros), es el destino fijado por el Ministerio de Justicia francés para operar traslados de presos de ETA en las próximas semanas.

El zulo perdido

Por otra parte, Jean-Noël Etcheverry, 'Txetx', uno de los intermediarios vascofranceses que participó en el desarme de ETA del pasado 8 de abril, aseguró ayer que el zulo descubierto recientemente en Las Landas en los últimos días «no contradice» la entrega de armas y que «posiblemente» aparecerán otros depósitos de este tipo. «Cuando se acaba un conflicto, siempre aparecen cosas perdidas», agregó.

En declaraciones a Radio Euskadi recogidas por Efe, Etcheverry, de Artesanos de la Paz, indicó que ETA entregó el pasado 8 de abril «todo lo que quedaba bajo su control», aunque «se perdieron cosas» debido a la «presión» policial sobre los miembros de la organización que hacían el inventario del armamento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos