El Foro Social entiende el recelo de las víctimas a la escultura de Baiona

Presenta unas jornadas sobre «desmovilización» de grupos armados mañana en Donostia, en vísperas del anuncio de desaparición de ETA

J. S. SAN SEBASTIÁN.

El portavoz del Foro Social Permanente, Agus Hernán, dijo ayer «comprender» que el monolito de Baiona por el desarme de ETA, un árbol de acero cuyo tronco es un hacha (símbolo de la banda) invertido, pueda generar entre las víctimas un sentimiento de «revictimización». No obstante, destacó que el objetivo del escultor, Koldobika Jauregi, era hacer «una aportación a la convivencia y a la paz».

Hernán fue preguntado al respecto durante la presentación en Bilbao de las jornadas sobre 'El desarme, desmovilización y reintegración (DDR) aplicado al casco vasco: viabilidad y oportunidad', que el foro organiza mañana en el centro Carlos Santamaría de Donostia, en el campus de Ibaeta. Participarán expertos internacionales, en un contexto en el que se prevé en las próximas semanas que ETA decrete su desaparición. Hernán recordó que la instalación del monolito, en Baiona, coincidiendo con el primer aniversario del desarme, fue decisión del Ayuntamiento vascofrancés «tomada por mayoría transversal» con «todos los partidos».

Tras asegurar que «comprendemos que entre algunas organizaciones de víctimas» la instalación de esta escultura «puede generar lo que se denomina una revictimización», Hernán precisó que, «tal y como dijeron el propio alcalde de Baiona, los Artesanos de la Paz y Bake Bidea», esta iniciativa se lleva a cabo «desde una perspectiva de aportación a la paz y de memoria sin olvido», para que «este país recuerde lo que hemos vivido en las últimas décadas». «Nos hubiera gustado que esa escultura generara mayor consenso en Hegoalde, porque en Iparralde ha generado consenso», manifestó.

Respecto a la conferencia de mañana en San Sebastián, el también representante del Foro Social Juanjo Espina explicó que la previsible «desmovilización y desaparición» de ETA «nos obligará a todos a afrontar los mecanismos de reintegración de sus militantes presos, huidos y clandestinos». La jornada, titulada 'Hitzorduak', busca acercar «aprendizajes de otros procesos de paz como los de Colombia, Filipinas, Irlanda del Norte o República Democrática del Congo».

A partir de las cuatro y media de la tarde intervendrán, entre otros, Aaro Suonio, que participó en el desarme en Irlanda; el capitán de la Armada Nacional de Colombia Omar Cortés; el teólogo Jesús Florez; la activista congoleña Justine Masika; el director de Conciliation Resources, Kristian Herbolzheimer. Las conclusiones correrán a cargo de la directora de programas de la Fundación Berghof de Berlín, Véronique Dudouet.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos